Tráfico | T 71° H 70%

Noticias Locales

Malloy promulga con firma ley para el control de las armas

WUVN News
04/04/2013 3:03 PM
Actualizada: 04/04/2013 3:03 PM

(EFE) El gobernador de Connecticut, el demócrata Dannel Malloy, promulgó hoy con su firma la legislación estatal que aumenta los controles para la compra de armas y prohíbe la comercialización de cargadores de gran capacidad.

La legislación de Connecticut, donde el pasado diciembre se produjo la masacre de la escuela de Sandy Hook de Newtown en la que murieron 20 niños y 6 adultos, fue aprobada ayer por ambas cámaras estatales.

La medida contempla la ampliación con un centenar más de modelos de la lista de armas de asalto prohibidas, y establece la revisión de antecedentes del comprador en todas las ventas de armas, incluidas las privadas, lo que convierte el estado en uno de los más exigentes a la hora de regular el acceso a las armas.

“Es un día profundamente emotivo para todos en esta sala. Hemos logrado ponernos de acuerdo de un modo que pocos lugares en el país han demostrado tener la capacidad de hacer”, indicó Malloy durante el acto, en el que estuvo acompañado por familiares de las víctimas de Sandy Hook.

Colorado, Nueva York y Maryland han aprobado recientemente leyes similares, tras el agitado debate nacional generado por las masacres de Aurora (Colorado) y Newtown.

Tanto el presidente estadunidense, Barack Obama, como el vicepresidente Joe Biden se han lanzado asimismo a una campaña nacional para aumentar los controles en el acceso a las armas de fuego, con el objetivo de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de hacer frente a este tipo de violencia.

No obstante, por ahora, las medidas solo han sido aprobadas a nivel estatal, ya que de momento la legislación federal en Washington se encuentra estancada debido a la resistencia de destacados congresistas tanto republicanos como demócratas.

El poderoso grupo de presión de la Asociación Nacional del Rifle se opone tenazmente a las restricciones porque considera que atenta contra la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas.