Tráfico | T 32° H 75%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Viletta asalta el trono de Miller

WUVN News
02/14/2014 9:49 AM
Actualizada: 02/14/2014 9:35 AM

Krásnaya Poliana (Rusia), 14 feb (EFE).- El suizo Sandro Viletta se proclamó campeón olímpico de supercombinada de esquí alpino al ganar la prueba de los Juegos de Sochi, disputada hoy, viernes, en Krásnaya Poliana, con lo que sustituyó en el historial olímpico de la disciplina al estadounidense Bode Miller, sexto en Rusia.

Viletta, de 28 años, que hasta la fecha sólo contaba un triunfo, el del supergigante de la Copa del Mundo disputado en Beaver Creek (Estados Unidos), logró hoy la victoria más importante de su vida al capturar el segundo oro suizo en el deporte rey de los Juegos, después del que consiguió (compartido con la eslovena Tina Maze) Dominique Gisin en el descenso femenino del pasado miércoles.

Lo hizo asimismo de forma sorprendente y poco después de que su compatriota Dario Cologna se colgase su segundo oro al pecho en los 15 kms. de esquí de fondo, en una gran jornada para el deporte helvético en Sochi.

Viletta ascendió desde el decimocuarto puesto que ocupaba después del descenso, que había dominado el noruego Kjetil Jansrud, cuarto al final, hasta lo más alto del podio al cubrir las dos mangas -la segunda, de eslalon- en un tiempo ganador de dos minutos, 45 segundos y 20 centésimas, 34 menos que el croata Ivica Kostelic.

Kostelic, que, a sus 34 años, centró toda la temporada en los Juegos, se conformó con repetir en las montañas del Cáucaso la plata lograda en esta disciplina hace cuatro años en los Juegos de Vancouver. Único croata -a excepción de su hermana Janica, que lo hizo tres veces- en ganar la Copa del Mundo, Ivica apuntaba al oro tras haber descendido séptimo.

Pero, a pesar de ser un consumado especialista en eslalon -disciplina en la que fue campeón mundial hace once años en St.Moritz (Suiza) y en la que obtuvo 15 de sus 26 victorias en Copa del Mundo-, en la parte técnica sólo pudo subir hasta el segundo puesto tras marcar el tercer tiempo, igualado con el italiano Christof Innerhofer, que le acompañó en el podio.

Innerhofer, que había sido segundo en el descenso del pasado domingo -que ganó el austriaco Matthias Mayer -decimotercero en la prueba mixta- capturó hoy su segunda medalla en los Juegos de Sochi.

El eslovaco Adam Zampa, que fue el mejor en la parte técnica, acabó la prueba en quinta posición, por delante del ilustre Miller, de 36 años, que no pudo defender título y salió de Rosa Khutor con un diploma que seguramente le sabrá a poco, tras haber sido sólo duodécimo en el primer acto.

Su compatriota Ted Ligety, campeón del mundo de la disciplina el año pasado en Schladming (Austria), de donde salió triunfador, con tres oros, tampoco tuvo su día en Krásnaya Poliana.

Ligety, que había capturado el título de la disciplina en Turín (Italia), cuatro años antes de que lo hiciese en Whistler Mountain el genio de New Hampshire, perdió prácticamente toda opción en el descenso, en el que fue decimoctavo; y sólo pudo acabar duodécimo.

Cuatro puestos por detrás del noruego Aksel Lund Svindal y del suizo Carlo Janka, que compartieron la octava plaza con idéntico tiempo, en una prueba en la que otro de los claros aspirantes, el francés Alexis Pinturault, vigésimo tercero en el descenso, la acabo pifiando del todo en el eslalon, en el que se salió de pista.

Viletta se catapultó hacia la gloria con el segundo mejor tiempo en el eslalon, que completó en 50 segundos y 32 centésimas, 21 menos que Zampa. Sandro saltó del decimocuarto al primero y hoy podrá presumir de medalla de oro al lado de Cologna en el cuartel general helvético.