Tráfico | T 80° H 39% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El TLCAN se queda viejo, y la apuesta ahora es hacia el Acuerdo Transpacífico

WUVN News
02/17/2014 2:58 PM
Actualizada: 02/17/2014 2:10 PM

México, 17 feb (EFE).- La cumbre de América del Norte que se celebra este miércoles en México permitirá a sus líderes pasar la página respecto al tratado de libre comercio que une a la región desde 1994 y apostar en favor del Acuerdo Transpacífico o TPP.

El Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN) acaba de cumplir veinte años de vida. En su origen, fue pionero en el continente en los esfuerzos en favor de la integración regional, pero ahora nadie parece interesado en actualizarlo y modernizarlo.

La apuesta actual es el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), al que quieren incorporarse formalmente Canadá, Estados Unidos y México, en unas negociaciones abiertas que se pueden cerrar en el primer semestre de este año.

Lo han dejado claro los Gobiernos de la región, dando a entender que, en la cumbre del miércoles en la ciudad central de Toluca, no hay planes para revisar ese viejo tratado.

“El TLCAN en sí no era perfecto”, dijo en una reciente visita a México la secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker. “Hoy tenemos la oportunidad de modernizar el TLCAN a través del TPP”, agregó la alta funcionaria.

Lo había dicho también el secretario estadounidense de Estado, John Kerry: el TPP será “un componente crítico para avanzar hacia una nueva fase post-NAFTA”, en referencia a las siglas en inglés del TLCAN.

“No creemos que sea necesario reabrir NAFTA en sí para conseguir lo que queremos conseguir”, indicó Kerry.

Y también están de acuerdo las autoridades mexicanas: el TPP “actualizará de forma automática” el TLCAN, afirmó el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, por lo que no cabe revisar el tratado firmado hace dos décadas por los tres países.

Con esas posturas iniciales, da la impresión de que la suerte del TLCAN está echada, a pesar de las ventajas que ha aportado a la economía mexicana y de que, aun con imperfecciones, algunos apuestan a que debe seguir vigente.

El TLCAN “no está extinto, está viejo, quizás sí necesita un poco de botox, por decirlo de alguna manera”, dijo a Efe la profesora e investigadora de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana, Pia Taracena.

“Hay cosas que no han funcionado bien, pero el TLCAN sí ha representado un incremento positivo para la economía mexicana (…). Quizás a Estados Unidos o a Canadá no les ha ido tan bien como a México”, agregó la experta.

En 1993, por ejemplo, el intercambio comercial que tenían los tres países alcanzaba los 90.944 millones de dólares, según datos del Banco de México. En 2012, en cambio, la cifra alcanzó los 493.781 millones de dólares, es decir, cinco veces más.

A pesar de ese aumento, el TLCAN se ha quedado viejo en temas como los mecanismos para la solución de disputas sobre la protección medioambiental y los derechos laborales, pero Taracena piensa que no es necesario abordar esos temas.

“Si la gente cree que al TLCAN hay que colgarle otros temas, como los medioambientales o laborales, o de migración, eso no puede ser, porque finalmente es un acuerdo comercial, que funciona como funciona”, insistió.

Frentes a esas dudas hacia el TLCAN, altos funcionarios están convencidos de que el TPP puede resolver carencias pasadas y, además, ampliar las oportunidades comerciales para los tres países.

El TPP “será un acuerdo de alto estándar con 12 países que representan el 40 % de la economía global”, afirmó Pritzker cuando estuvo en México.

“Asegurar este acuerdo es crucial para la competitividad global de Norteamérica y para nuestra capacidad de incrementar las exportaciones, promover el crecimiento económico y crear buenos empleos para nuestros ciudadanos en las próximas décadas”, añadió.

Creado originalmente por Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur en 2005, hay otras ocho naciones que están en negociaciones para incorporarse al TPP: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.