Tráfico | T 36° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Puerto Rico vigilará la calidad del agua de bahía bioluminiscente de Vieques

WUVN News
02/21/2014 1:26 PM

San Juan, 21 feb (EFEUSA).- Puerto Rico ha decidido impulsar un sistema de control de calidad del agua de la bahía bioluminiscente de la isla de Vieques, una rareza natural muy delicada que corre el peligro de “apagarse” si no se encuentra un equilibrio entre su promoción turística y la protección de su ecosistema.

La directora del Fideicomiso de Conservación e Historia de Vieques, Lirio Márquez, detalló hoy a Efe que se pretende instalar una estación que analice, entre otros parámetros, los niveles de oxígeno, salinidad y temperatura del agua de la bahía de Puerto Mosquito, situada en la pequeña isla de Vieques, frente a la costa oeste de Puerto Rico.

Para llevar a cabo este proyecto se cuenta con el acuerdo de organismos públicos como la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico, el Departamento local de Recursos Naturales y Ambientales y el Servicio Geológico Federal de EE.UU.

Márquez dijo que Puerto Mosquito depende de múltiples condiciones físicas, ecológicas y biológicas para sostener su bioluminiscencia, fenómeno que representa un alto valor natural y turístico para la pequeña isla municipio de Vieques y para todo Puerto Rico, ya que este tipo de fenómenos no son muy comunes en el mundo.

El objetivo principal de contar con la estación en Puerto Mosquito es el de recabar información que permita entender mejor los cambios que se producen en la bahía.

El investigador de campo del Fideicomiso de Conservación e Historia de Vieques Martín Bras dijo también hoy a Efe que se espera que la estación de control esté operativa en un plazo aproximado de dos meses.

Indicó que se trata de un dispositivo de cerca de tres pies de longitud (un metro) que se ubicará anclado al fondo del centro de la bahía bioluminiscente y que permitirá enviar información detallada en tiempo real, por vía satélite, a todas las organizaciones que se han unido al proyecto.

“Se controlará la acidez, temperatura y nivel de oxígeno del agua, entre otros valores”, matizó el investigador.

La reducción en los niveles de percepción de la bioluminiscencia registrados en los últimos meses crearon inquietud entre la población local, en gran parte debido al atractivo turístico de esta riqueza natural.

Un problema similar hizo saltar las alarmas el pasado mes de noviembre en Laguna Grande, en Fajardo, costa noreste de Puerto Rico, donde se registra el mismo fenómeno de bioluminiscencia.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, informó en diciembre que de acuerdo a los estudios realizados el “apagón” de Fajardo no tuvo origen en las obras que se efectuaban en la zona.

El motivo, según dijo, fue el evento de marejadas por encima del promedio normal que provocó mayor movimiento del agua en la laguna y el desplazamiento de los organismos que producen el efecto de brillantez en el agua.

La presidenta de la Junta de Calidad Ambiental, Laura Vélez, destacó por su parte que es prioridad velar por la calidad de los cuerpos de agua en toda la isla y que en el caso de Puerto Mosquito representa un recurso importante para toda la industria turística de Puerto Rico.

Guerrero subrayó que la nueva estación servirá de herramienta de control sobre los cambios que experimenta ese cuerpo de agua de extraordinario valor natural.

Dijo que los últimos meses se han documentado reducciones en los niveles de percepción de la bioluminiscencia de Vieques debido a la magnitud e intensidad de las marejadas, lo cual ha generado mucha preocupación en la ciudadanía y las empresas que disfrutan y dependen de esos atractivos turísticos.

La bioluminicencia es causada por la presencia en el agua de una gran cantidad de dinoflagelados, organismos unicelulares que forman parte del plancton (organismos microscópicos que viven suspendidos entre la superficie).