Tráfico | T 36° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Al menos nueve muertos en un ataque cerca del servicio de inteligencia de Somalia

WUVN News
02/27/2014 7:26 AM
Actualizada: 02/27/2014 7:31 AM

Mogadiscio, 27 feb (EFE).- Al menos nueve personas murieron hoy en un atentado con coche bomba perpetrado en Mogadiscio en las inmediaciones de la sede de la Agencia de Seguridad Nacional de Somalia (servicio de espionaje), confirmó a Efe la Policía.

El ataque, que afectó a un restaurante frecuentado por agentes de inteligencia, también causó un número indeterminado de heridos, declaró a Efe el policía de tráfico Said Mumin, presente en la zona.

“El objetivo (de la acción terrorista) era un vehículo que transportaba miembros de la agencia de seguridad e inteligencia”, dijo Mumin.

Entre los muertos figuran varios agentes del servicio de espionaje y civiles que se hallaban en el restaurante, precisó la misma fuente.

La milicia radical islámica se atribuyó el atentado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter

El ataque ocurrió seis días después de que al menos quince personas murieran en otro atentado de Al Shabab contra el complejo del palacio presidencial del Gobierno somalí en Mogadiscio, al que accedió tras detonar un coche bomba en una de sus puertas.

El presidente somalí, Hassan Sheikh Mohamud, resultó ileso en el ataque y advirtió a los terroristas de que, con acciones de ese tipo, “sólo conseguirán titulares de corta vida en los medios de comunicación”.

Al Shabab alcanzó gran notoriedad internacional el pasado septiembre, cuando se atribuyó el asalto al centro comercial Westgate de Nairobi, que causó al menos 67 muertos.

A pesar de los avances logrados en los últimos años en el terreno político, Somalia se encuentra todavía inmersa en un prolongado y complejo conflicto armado.

Las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército somalí y varias milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, el grupo yihadista dominante desde 2006.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a Al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.