Tráfico | T 61° H 90%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Muestra del argentino Marcos Zimmerman repasa sus 40 años como fotógrafo

WUVN News
02/27/2014 5:54 AM
Actualizada: 02/27/2014 5:32 PM

Buenos Aires, 27 feb (EFE).- El fotógrafo argentino Marcos Zimmerman ofrece su particular mirada de Argentina, desde la Patagonia hasta el norte, en la muestra “360 grados”, una retrospectiva en la que rescata la esencia de sus habitantes y sus paisajes.

La exhibición, que se extenderá hasta el próximo 30 de marzo en el Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires, reúne 17 ensayos diferentes realizados a lo largo de la trayectoria de Zimmerman, algunos de los cuales se han convertido en libros.

A través de ellos, el artista ha intentado, en estos 40 años como profesional, expresar “la identidad de Argentina” de diferentes maneras y a través de distintos trabajos, en cada sitio del país que ha visitado.

“La selección es sencilla y fue hecha en conjunto con el curador de la muestra, Oscar Pintor”, explicó a Efe Zimmerman sobre las obras que se encuentran agrupadas por ensayo en cada pared de la sala.

“Es una muestra específicamente fotográfica. La curación también intenta ser una contestación a los curadores venidos de otras artes visuales que pretenden convertir a la fotografía en algo que no es”, agregó.

Así, a medida que uno se adentra en la trayectoria del autor, las obras muestran desde argentinos ensombrecidos por la dictadura hasta árboles inmovilizados en el momento en que eran azotados por el viento de la árida Patagonia argentina.

Una vaca que cruza la ruta, hombres suramericanos desnudos, gente a punto de asistir a un baile en el norte de Argentina y celebraciones por la asunción del expresidente argentino Héctor Cámpora (1973) son otros de los momentos retratados por Zimmerman.

La muestra también propone un viaje por distintas ciudades del mundo, como Tokio, París y Roma, de la mano de instantes capturados por la cámara de Zimmerman.

Las fotografías en blanco y negro se presentan como testimonios y pruebas documentales de cada uno de los viajes del artista, que ha registrado con mirada humanista desde los gestos hasta los ambientes que encuadra.

“La imagen de un lugar o una persona es fundamental. Lo importante es que la imagen no sea plana sino que haya algo más, una esencia”, sostuvo el artista.

Esta es la primera vez que el Centro Cultural Recoleta tiene lugar en una de sus salas, la Cronopio, a una muestra retrospectiva, y lo hace para presentar este recorrido por las fotografías de Zimmerman, desde sus primeras obras hasta una colección inédita acerca de Buenos Aires.

En ese sentido, el director general del espacio, Claudio Massetti, destacó que “la muestra tiene una solidez muy grande” y señaló que para el espacio representa “una fantástica apertura de temporada”.

“La exhibición es un relato, un filme con una selección muy puntillosa y precisa de sus momentos”, agregó Massetti a Efe.

Por eso, la muestra arranca con una línea de tiempo que presenta al joven Zimmerman en sus primeros pasos en la fotografía mediante un tímido autorretrato y lleva al visitante en un paseo por todo su trabajo y sus viajes por el mundo.

Zimmerman nació en 1950 en Buenos Aires, donde comenzó a dar sus primeros pasos en la fotografía y participó como fotógrafo de cine en películas argentinas y extranjeras.

Además, ha realizado doce libros con obras que exploran la identidad de Argentina y de Latinoamérica y ha expuesto en países como Uruguay, Brasil, Chile, España, Francia y Estados Unidos, entre otros.

Actualmente, escribe para dos de las principales publicaciones culturales del país, Radar y Ñ, y está terminando un libro de cuentos de fotógrafos.