Tráfico | T 75° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La sede de la Casa de España en Puerto Rico concluye su larga restauración

WUVN News
02/28/2014 3:50 PM

San Juan, 28 feb (EFE).- La sede de la Casa de España en Puerto Rico, un imponente edificio de influencia morisca en el casco antiguo de San Juan, inaugura hoy la última sala que faltaba por ser restaurada, acabando así un proceso que se ha demorado más de quince años y requerido cerca de dos millones de dólares.

“Ha sido un proceso muy lento, sobre todo porque ha ido al ritmo al que nos llegaban los fondos”, reconoció hoy a Efe el presidente de esa institución, José Santiago, sobre la restauración de un inmueble de 1934-35 que cuenta con una réplica de la Fuente de los Leones de la Alhambra de Granada.

La estancia que se inaugura hoy es la Sala del Marqués de la Esperanza, dedicada al primero que ostentó ese título: José Ramón Demetrio Fernández y Martínez (1804-1883), hijo de dos españoles (Fernando Fernández, de Santander, y Francisca Martínez Mena, de Santa Cruz de Tenerife) y presidente del primer Casino de España (precursor de la Casa de España).

El Marqués de la Esperanza, emparentado con los dueños del famoso ron puertorriqueño Barrilito, ocupó todo tipo de altos cargos en la isla, y fue uno de los designados como diputado representante de las Antillas en las Cortes Constituyentes convocadas por entonces por el gobierno provisional que regía en España.

Además, controló La Esperanza, que en su día fue la más moderna y adelantada hacienda azucarera de la isla. Tras enfrentamientos con empresarios locales y otros problemas, el marqués murió en San Juan enormemente endeudado, y la hacienda pasó a manos de una compañía británica.

El salón de la Casa de España que lleva su nombre, de un tamaño medio respecto a otros, llevaba en desuso desde al menos 1998 y su restauración se fue posponiendo hasta que finalmente llegaron los fondos necesarios.

La restauración, patrocinada por el Banco Santander, ha absorbido cerca de 35.000 dólares, según Santiago, e incluye también las pinturas que se encontraban en la sala, entre ellas un gran retrato al óleo de Isabel II realizado por Luis de Madrazo.

En la sala también se encuentra retratos de Alfonso XIII y de la reina Victoria Eugenia (ambos obras en tamaño natural del también pintor español José María López Mezquita) y de los exgobernadores españoles de Puerto Rico Fernando Cotoner y Chacón Manrique de Lara y Despuig y Fernando Norzagaray y Escudero, entre otros.

“Siempre hemos apostado por la restauración antes que la sustitución”, explicó Santiago, quien detalló en una entrevista que el actual marqués de la Esperanza, que reside en España, ha transmitido un mensaje de agradecimiento con motivo de esta restauración.

Al igual que otras salas de la sede de la Casa de España, ésta será utilizada para la celebración de encuentros y actos culturales, entre ellos las reuniones periódicas del club de lectura que esta institución acaba de poner en marcha.

Según su presidente, la restauración del conjunto de este imponente inmueble ha requerido cerca de dos millones de dólares, obtenidos en parte de los Gobiernos de España y Puerto Rico, y se ha contado con el asesoramiento del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

“Es la culminación de la restauración. Ahora es cuestión de mantenimiento”, apuntó Santiago, quien explicó que el Salón de los Espejos, el más llamativo del inmueble, “se restauró hace diez años y ahora se están lijando y barnizando de nuevo las maderas”.

La Casa de España es una organización privada que se creó en 1913 para reunir a los ciudadanos españoles que vivían en Puerto Rico en un lugar donde pudieran participar de actividades cívicas, culturales y sociales típicas de su país.

El diseño de la sede, de clara influencia morisca gracias al uso de mosaicos, herrería, tejas, escudos y torres, fue de Pedro Adolfo de Castro y se construyó en un solar que se encontraba frente al Capitolio de Puerto Rico, en el sector entonces más cotizado de San Juan.

Desde 1983 pertenece al Registro Nacional de Lugares Históricos de EE.UU. y en 1997 se registró como lugar histórico en la Oficina Estatal de Preservación Histórica de Puerto Rico.