Tráfico | T 72° H 81% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

EE.UU. dice que mantendrá el apoyo al Gobierno libio tras la destitución del primer ministro

WUVN News
03/11/2014 6:52 PM

Washington, 11 mar (EFE).- Estados Unidos aseguró hoy que mantendrá su apoyo al Gobierno “democráticamente elegido” en Libia después de que el Parlamento de ese país aprobara una moción de censura contra el primer ministro, Ali Zidán, a raíz de una profunda crisis política y de seguridad.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, reaccionó en su conferencia de prensa diaria a la destitución de Zidán y su sustitución por el ministro de Defensa, Abdala Al Zani, que se encargará de dirigir un Gobierno transitorio de crisis mientras se preparan elecciones anticipadas.

“Sabemos que las transiciones políticas llevan tiempo, y especialmente si se pasa de una dictadura de cuatro décadas a un sistema verdaderamente democrático, por lo que reconocemos que el Gobierno y el pueblo libios están enfrentando retos significativos en su transición, lo que no es sorprendente”, dijo Psaki.

“Por tanto, seguiremos apoyando al Gobierno democráticamente elegido de Libia y a su pueblo”, agregó. “Apreciamos el liderazgo del primer ministro, que dirigió un periodo frágil en la transición libia, y seguiremos supervisando la situación y estando en contacto cercano (con las autoridades libias) sobre el terreno”.

Durante el periodo de Zidán al frente del Ejecutivo los asesinatos y atentados indiscriminados en la ciudad oriental de Bengasi no se han detenido, las distintas fuerzas políticas han distanciado sus posiciones y la proliferación de armas continúa constituyendo un quebradero de cabeza para las autoridades.

A ello se suma la drástica caída de la producción de petróleo, principal y casi única fuente de riqueza del país, de 1.400.000 barriles diarios a menos de 300.000, después de que el pasado verano una milicias profederalistas tomaran los principales puertos petroleros del país, situados en el golfo de Sirte.

El último episodio de esta crisis estalló el pasado fin de semana tras el amarre de un petrolero con bandera norcoreana en el puerto de Sidra, controlado por milicianos defensores de una Libia federal.

Tras cargar sus depósitos ilegalmente con el petróleo administrado por los rebeldes, el buque ha intentado sortear el cerco impuesto por la Armada libia y alcanzar aguas internacionales, algo que, según fuentes parlamentarias, ha logrado; mientras que las fuentes militares afirman que ha sido cercado.