Tráfico | T 55° H 86%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El arte y la tecnología de Pixar en un recorrido por sus películas

WUVN News
03/21/2014 6:03 AM

Madrid, 20 mar (EFE).- Woody y Buzz, de “Toy Story”; Nemo y Dori, de “Buscando a Nemo”; Russell y Kevin de “Up” y Bob y Helen de “Los increíbles, entre otros muchos, llegan a España, a CaixaForum Madrid, tras haber visitado durante los últimos años numerosos países con la exposición “Pixar. 25 años de animación”.

Fue en el MoMA de Nueva York donde en el año 2005 comenzó el recorrido de una muestra con la que se pretende no solo resaltar la tecnología utilizada por los estudios para realizar sus películas, sino la labor fundamental de los artistas que participan en ellas.

Con ello se materializa la idea del director creativo de la compañía estadounidense John Lasseter: “El arte pone a prueba la tecnología y la tecnología inspira el arte”.

Pionera en la animación por ordenador, desde que en 1995 produjera “Toy Story”, primer largometraje realizado en su totalidad mediante efectos de animación digitales, Pixar ha firmado 14 películas de animación de gran éxito cuyos títulos han merecido 30 premios Óscar (siete de ellos a mejor largometraje de animación) y siete Globos de Oro.

La exposición que se podrá contemplar en Madrid hasta el 22 de junio se diferencia de montajes anteriores en que las 402 piezas que la componen se han dividido en apartados dedicados a doce películas incluidas en el recorrido.

A modo de capillas, el espectador accede al universo de cada uno de los títulos producidos por Pixar. Como introducción a estos espacios unas urnas dan cobijo a esculturas originales, en barro o resina, de los personajes que intervienen en la película.

Siguiendo los tres ejes en los que gira la exposición, en el interior se analiza, mediante dibujos, acuarelas, vídeos y otros medios, la historia, los personajes y el mundo en el que se desarrolla la película.

“Hacen falta estos tres elementos para que el espectador permanezca en su butaca durante todo el largometraje”, comentó Elyse Klaidman, directora de Pixar University y del Archivo de Pixar Animation Studios y comisaria de la exposición.

Los personajes “tienen que tener emociones, deseos, anhelos, pasiones”, según la comisaria, quien considera que los artistas de Pixar creen que un personaje debe tener entidad suficiente para vivir más allá del marco de la película.

El mundo es otro de los ejes fundamentales. “El mundo de la animación es especial, podemos crear universos imaginarios, pero estos tienen que ser creíbles”. En lo que respecta a la historia “es lo más importante porque si no tienes una buena historia ¿para que hacer una película de animación”, se pregunta.

No se trata solo de imágenes en movimiento sino de vidas y conflictos por lo que la compañía dedica tres cuartas partes de la creación de una película a la historia.

Así, se empieza por un concepto original, escribiendo el guión y representando la cinta visualmente mediante “storyboards” o guión gráfico. Después se hacen “storyreels”, montajes preliminares donde se emplean las ilustraciones del “storyboard”, acompañadas de diálogos, música y efectos sonoros provisionales

Finalmente, la construcción de la trama constituye un largo proceso de colaboración en el que se cuentan distintas versiones de la historia, se mejoran, se pulen, se cuidan y destilan hasta obtener su esencia.

“La gente cuando piensa en Pixar piensa en nuestra tecnología pero detrás de nuestras películas hay un proceso muy tradicional de dibujos, esculturas. Sin nuestros artistas no tendríamos películas”, explica Klaidman.

Para la comisaria el ordenador es una herramienta más “pero no llegamos a nada gratis. Hay que diseñar cada cosa que aparece en la pantalla y eso lo hacen nuestros artistas”.

La exposición se completa con Artscape, una experiencia audiovisual, con tecnología digital tridimensional, creada especialmente para esta muestra. En ella se comprime el tiempo que se tarda en pasar de un dibujo hecho a mano a una película terminada.

Se muestra también un gran zoótropo, aparato patentado en Estados Unidos en 1867 que hacia girar rápidamente una secuencia de imágenes fijas de un cilindro, demostrando los principios básicos de la animación. El de la exposición recupera esos principios con personajes de las películas de Toy Story.

El recorrido finaliza con un espacio dedicado a los primeros cortos de Pixar dirigidos por John Lasseter y que fueron un terreno de pruebas para los avances en la tecnología de creación de imágenes por ordenador.

Elyse Klaidman, quien anunció que en la actualidad trabajan en una película que se desarrolla dentro del cerebro de una niña de 13 años, tuvo unas palabras de recuerdo para Steve Jobs, fundador junto a Ed Catmull y Joh Lasseter de Pixar. “Cada día es triste sin él. Cada día nos hace falta Steve”.