Tráfico | T 50° H 86%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Joan Baez enamora a Sao Paulo en su homenaje a la música popular latina

WUVN News
03/25/2014 12:59 AM

Sao Paulo, 24 mar (EFE).- La cantante estadounidense Joan Baez conquistó hoy al público brasileño que le devolvió el cariño y el respeto con el que la artista de folk interpretó varios grandes éxitos latinoamericanos en su particular homenaje a las voces del continente.

“Creo en profecías, creo en milagros, creo en Dios”, comenzó Baez traduciendo su popular canción “God is god” a los ochocientos congregados que se desvivieron en aplausos para la gran diva de la canción protesta estadounidense.

Minutos después y con un fondo azul intenso, “Farewell Angelina” retumbó en el teatro Bradesco de la capital paulista. Al término de ésta, los músicos de Baez entraron a escena para poner percusión y cuerdas a un concierto marcado por la voz limpia, profunda y a veces aguda de la cantante de 73 años.

Ya con todos los instrumentos listos para que la neoyorquina se atreviera con la primera de las músicas fuera de las fronteras anglosajonas, “La Llorona”, que popularizó Chavela Vargas, arrancó la primera de las grandes ovaciones de un público entregado de principio a fin.

“Hay muertos que no hacen ruido llorona y es más grande su penar” repitió en un perfecto español que hizo recordar a “la chamana”, fallecida en agosto de 2012.

Y México siguió presente en Sao Paulo con el segundo de los temas de Báez en castellano, que mezcla la letra con su inglés materno: “Good bye Rosalita, adiós mis amigos Juan y María” de su éxito “Deporteed” sobre los inmigrantes mexicanos que son deportados de Estados Unidos.

Tampoco faltó una de sus grandes versiones, la de “Gracias a la vida” de la chilena Violeta Parra, muy interpretada por otra de las voces del continente, la argentina Mercedes Sosa, y pese a que Baez solo pidió la colaboración del público para los coros sin letra, estos se atrevieron con el español y le acompañaron en la estrofa.

Y si grande fue el guiño a la canción protesta en castellano, no se echó en falta el homenaje a la música brasileña y con la popular “Acorda María bonita” terminó de llevarse al bolsillo al respetable.

Ayudándose con una chuleta, “la reina de la canción protesta” cantó además “Cale-se” de Chico Buarque y rindió pleitesía al menos conocido Geraldo Vandre, uno de los padres de la nueva canción brasileña, exiliado durante la dictadura y autor del himno popular “Caminhando e cantando”, con la que Baez emocionó.

Al igual que en el concierto de ayer en Sao Paulo, que también colgó el cártel de no hay entradas, Vandre se sentó como uno más en la platea y llegado su momento de gloria subió al escenario tan solo para recitar un poema sobre la ciudad.

Tras el escueto recital del cantautor, la estadounidense comenzó “Caminhando e cantando” con parte del público de espaldas y aplaudiendo a Vandre que volvía a su asiento mientras pedía atención para su colega.

Además de las reverencias a la canción popular latinoamericana, Baez no se olvidó de su compatriota Bob Dylan y deleitó con las míticas “Blowing in the wind” y “Baby Blue”.

Tampoco John Lennon quedó en el olvido esta noche de otoño paulistano, su “Imagine” modificado al plural por Baez (transformó el yo por el nosotros cuando el exbeatle se significaba como soñador) fue una de las músicas más celebradas, así como “Swing low, sweet Chariot” que, según explicó, cantó en Woodstock y en las marchas por los derechos civiles de la mano de Martin Luther King.

“La he cantado en iglesias, en manifestaciones, en festivales…en todos lados, y ahora también aquí con vosotros”, compartió la estadounidense, que se despidió con el famosísimo “Amazing Grace” y, cual aula de inglés, se detuvo para que entre verso y verso los paulistanos pudieran memorizar la letra y no dejarle sola en esta noche de homenajes.

Macarena Soto