Tráfico | T 47° H 80%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El emperador Adriano sale por primera vez de Grecia y desembarca en Roma

WUVN News
04/08/2014 1:01 PM

Roma, 8 abr (EFE).- El busto de Adriano esculpido en mármol pentélico o la estatua del emperador, en mármol de grano fino, son algunas de las esculturas que salen por primera vez de Grecia y que ahora se pueden ver en Roma, en la muestra “Adriano y Grecia. La Villa Adriana, entre el clasicismo y el helenismo”.

La exposición se inauguró hoy y estará abierta hasta el próximo 2 de noviembre en la Villa Adriana de Roma, un lugar de 120 hectáreas, de las cuales sólo 40 están abiertas al público.

Un busto en mármol, de 55 centímetros, de Adriano portando una corona cívica, que se expone normalmente en Atenas, o una estatua de de él de 268 centímetros, esculpida en mármol blanco y que se exhibe en Creta, son algunas de las obras que incluye la muestra.

Pero el público que asista no solamente verá esculturas de Adriano, sino que también disfrutará de otras obras como el busto en mármol pario del filósofo Metrodono o una estatua de una cariátide esculpida en mármol blanco y procedente de Corinto.

En total, cincuenta piezas, de las cuales veinte han sido traídas desde Atenas, Loukou, Maratón, Pireo y Corinto, de donde no habían salido anteriormente.

Con esta exposición, Roma rinde tributo a uno de los emperadores más importantes de la historia de Grecia y de Italia.

“Adriano fue la figura que transformó por completo el modelo político y económico de Grecia. Para él, Grecia era cultura, y la cultura era política. Esa era su forma de gobernar”, explicó Elena Calandra, una de las comisarias de la exposición, en rueda de prensa.

“Al pensar en Adriano no solo hay que hacerlo en términos culturales, sino que también fue un político y un militar. Adriano fue una figura sorprendente, con una personalidad compleja, que creemos que se puede observar en esta muestra”, añadió la otra comisaria, Benedetta Adembri.

Nacido el 24 de enero del 76 d.C. en el seno de una familia acomodada, Adriano fue adoptado desde muy pequeño por su primo Trajano, emperador de Roma desde el año 98 d.C hasta el 117 d.C.

Atenas fue la ciudad en la que Adriano se educó cultural y políticamente, y en la que se formó una idea del helenismo, que más tarde, en 117 d.C. tras la muerte de Trajano, impondría en todo el mundo antiguo.

Defensor de la paz y de la democracia, fue conocido, entre otras cosas, por levantar una gigantesca muralla, en la frontera norte de Inglaterra, para marcar los límites de su imperio.

Además, terminó las obras del templo de Zeus en Atenas, con 104 columnas corintias de 17 metros de altura, que fue iniciado en 515 a.C. por el tirano Pisístrato.

Esa transformación fascinante que vivió Grecia en la época de Adriano es la que se puede ver ahora en Roma, gracia a unas obras que Adembri ha calificado de “patrimonio de la humanidad”.

“Adriano y Grecia” también incluye una serie de cuadros que muestran los paisajes y los jardines de esta villa que mandó construir en Tibur (Tívoli), a 23 kilómetros de Roma.

De esta manera, los asistentes podrán hacerse una idea de qué aspecto tenía entonces su lugar de residencia.

La exposición está supervisada por el Ministerio de Cultura de Italia, en colaboración con su homólogo griego y la Escuela de Arqueología Italiana en Atenas.

Además, ofrece visitas guiadas en italiano y en inglés, que serán gratuitas para grupos escolares, una manera de animar a los jóvenes a conocer la historia de Grecia.

Como complemento, el público podrá disponer de un libro con las reflexiones de historiadores expertos en la figura de Adriano y en la historia de este país mediterráneo.

Los organizadores la presentan como una actividad para todos los públicos, que invita a los amantes de la historia a viajar desde la Grecia clásica hasta la muerte de Alejandro Magno y el comienzo del helenismo.

Laura Serrano-Conde.

Etiquetas