Tráfico | T 31° H 91%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Una veintena de heridos en un ataque en una escuela secundaria de Pensilvania

WUVN News
04/09/2014 11:17 AM
Actualizada: 04/09/2014 8:12 PM

Washington, 9 abr (EFE).- Un joven de 16 años armado con dos cuchillos atacó hoy una escuela secundaria del estado de Pensilvania (Estados Unidos) e hirió a 22 personas, incluido un adulto, dos de las cuales están en estado crítico.

Así lo informó en rueda de prensa Thomas Seefeld, jefe de policía de Murrysville, la localidad a unos 40 kilómetros de Pittsburg donde se produjeron los hechos, que anunció que la investigación sobre los hechos ocurridos en la escuela Franklin, en la que colaborará el Buró Federal de Investigaciones (FBI), durará “varios días”.

El joven, identificado como Alex Hribal, entró en la escuela con dos cuchillos de entre 20 y 25 centímetros y fue avanzando desde el vestíbulo hacia una de las alas laterales, hasta que fue retenido por el subdirector del centro, antes de que llegara la policía, explicó Seefeld.

El ataque, que se produjo antes del inicio de las clases, fue en “cuestión de minutos”, afirmó el jefe de policía.

Las autoridades indicaron que hubo otras dos víctimas después del ataque, pero no dieron detalles sobre cómo resultaron heridas.

El fiscal del distrito del condado de Westmoreland añadió que al atacante se le acusará de intento de homicidio y que es “probable” que reciba un tratamiento judicial como si fuera adulto.

Algunos de los heridos en la escuela Franklin, que cuenta con unos 1.200 alumnos, fueron trasladados en helicóptero a hospitales del área, incluido el hospital regional Forbes, en la localidad de Monroeville, donde llegaron ocho heridos.

Mark Rubino, un médico del hospital Forbes, dijo que tres de los estudiantes que llegaron heridos requirieron una operación quirúrgica y dos se encuentran en condición crítica.

Las autoridades médicas declararon que al menos siete jóvenes sufrieron heridas graves y que el atacante causó cortes y heridas penetrantes en tórax y abdomen que afectan órganos vitales.

El médico Louis Alarcón, del Hospital de Niños en Pittsburg, otro centro donde fueron internadas varias víctimas, dijo que las edades de los heridos menores de edad van de los 14 a los 17 años -además, resultó herido un adulto, un guardia de seguridad de la escuela-.

“Varios de ellos presentan heridas cortantes y profundas que afectan órganos internos, y lo que hemos hecho primero que nada es cirugía de reparación para contener el daño”, agregó Alarcón.

El médico Timothy VanFleet, jefe de emergencias en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburg y quien atendió a seis de las víctimas, dijo que la mayoría de ellas no se dio cuenta de inmediato de lo que había ocurrido.

“Sintieron un dolor y notaron que estaban sangrando”, señaló VanFleet.

Gracey Evans, una alumna que cursa el primer año en la secundaria relató a los medios locales que unos veinte minutos después de su llegada a la escuela escuchó gritos y vio “a un chico vestido todo de negro que corría por el pasillo, acuchillando a todos los que encontraba a su paso”.

Otro alumno la protegió del atacante, contó Evans, y recibió una herida en la espalda, mientras otro estudiante que estaba cerca de ella fue acuchillado en el estómago.

La estudiante Mia Meixner, entrevistada por la cadena de televisión CNN, relató que el atacante no dijo nada y que “iba muy callado, con una expresión en el rostro como si estuviese loco, corriendo de un lado para otro y acuchillando a quien encontraba”.

Meixner añadió que no conocía bien al joven aunque había concurrido a muchas clases con ella.

“Era muy retraído”, dijo. “No tenía muchos amigos, hasta donde yo sé. Un tipo tímido que no hablaba con mucha gente”.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió un mensaje de solidaridad a los familiares y víctimas del asalto en la localidad de Murrysville, desde Texas, a donde viajó para asistir al funeral por las víctimas del ataque que la semana pasada dejó cuatro muertos y dieciséis heridos en la base militar de Fort Hood.

“El presidente ha sido informado sobre el apuñalamiento en Pensilvania. Sus pensamientos y oraciones están con las víctimas y con sus familias”, indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a los periodistas que acompañaron a Obama en su viaje.

También el gobernador de Pensilvania, Tom Corbett, se solidarizó con las víctimas.

“Es un día triste”, manifestó Corbett en la rueda de prensa en la que definió como “héroes” a los alumnos y los trabajadores de la escuela.

“No se puede prevenir todo”, apuntó Corbett, que reconoció que Estados Unidos tiene “problemas” de salud mental y señaló que “odiaría” ver detectores de metales en todas las escuelas del país.

La escuela secundaria Frankin anunció que abrirá con normalidad este jueves.