Tráfico | T 50° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Expresidente de Chile vuelve a emplazar al Ejército por muerte de su padre

WUVN News
04/11/2014 7:00 PM

Santiago de Chile, 11 abr (EFE).- El expresidente de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, volvió a emplazar hoy al Ejército para que entregue información sobre la muerte de su padre, Eduardo Frei Montalva, quién también gobernó este país entre 1964 y 1970, y que habría sido envenenado por agentes en una clínica de Santiago.

Frei Montalva, fundador de la Democracia Cristiana chilena, murió en circunstancias no aclaradas en enero de 1982, tras ser sometido a una cirugía digestiva de menor gravedad.

Su muerte se produjo cuando lideraba una incipiente oposición a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y los avances en la investigación judicial apuntan a un eventual envenenamiento por parte de agentes de la policía secreta del régimen.

Según la versión oficial de entonces, Frei Montalva, falleció a causa de una infección, pero siempre se sospechó que pudo haber sido causada por algún elemento químico o biológico introducido por agentes de la policía secreta.

Frei Ruiz-Tagle volvió a emplazar al Ejército de Chile tras la información aparecida en Cambio21 y que da cuenta de las revelaciones de un exagente del Comando Conjunto que declaró ante la justicia militar de que Frei Montalva fue asesinado en la Clínica Santa María utilizando vendas envenenadas.

Andrés Antonio Valenzuela Morales, alias “El Papudo”, fue miembro de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) y del denominado “Comando Conjunto”, para luego desertar y colaborar con la investigación de los crímenes contra los derechos humanos.

Entre 1975 y 1977, el Comando Conjunto, que coordinaba labores de inteligencia de la FACH y Carabineros, persiguió y eliminó a miembros del Comité Central del Partido Comunista (PC).

Valenzuela Morales, vive actualmente en la ciudad de Montpellier y está nacionalizado francés.

El pasado marzo llegó a Chile para “cooperar con todos los casos de derechos humanos; con la finalidad de cerrar ciclos”, explicó el día siete de ese mes ante el tribunal que lo interroga, según antecedentes a los que tuvo acceso el portal Cambio21.

Ante el juez Alejandro Madrid, con la misma fecha 7 de marzo de 2014, Valenzuela declaró: “Estando yo en la Embajada de Chile en Perú, un colega de nombre Alex Carrasco, me comentó que su esposa habría escuchado en la Clínica que trabajaba, no recuerdo cuál, que a Don Eduardo Frei lo habían envenenado y que le habrían aplicado compresas infectadas en la herida dejada por la operación que le practicaron”.

En declaraciones a Radio Cooperativa, el exsenador Frei aseguró este viernes que los dichos del exagente son “claves” para el cierre de la investigación y reclamó la poca colaboración del Ejército en esta causa.

Para el expresidente (1994-2000) es “evidente” que la orden de cometer el asesinato de su padre vino de los altos mandos.

Hace un tiempo, el exmandatario sostuvo que a su padre “lo mataron de la manera más cobarde que pudieron imaginar: atacando a un hombre que se encontraba indefenso, hospitalizado en una clínica”.

Su hermana Carmen Frei, que fue la primera en denunciar que su progenitor había sido asesinado por agentes de la policía secreta de Pinochet, dijo que a la familia “le parece extremadamente positivo que las declaraciones del exagente se hallan judicializadas”.

“Sin duda que es un paso más en el esclarecimiento de la verdad. Vamos caminando certeramente a esclarecer lo que fue el asesinato de mi padre”, dijo la exsenadora también en declaraciones a Cambio21.