Tráfico | T 49° H 69%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Cientos de personas dan su último adiós al actor argentino Alfredo Alcón

WUVN News
04/12/2014 1:01 PM

Buenos Aires, 12 abr (EFE).- Cientos de personas acompañaron hoy hasta el cementerio porteño de la Chacarita los restos mortales del reconocido actor argentino Alfredo Alcón, fallecido este viernes en Buenos Aires, a los 84 años, de una insuficiencia respiratoria.

Familiares, amigos, compañeros de escena y admiradores despidieron entre aplausos el féretro del afamado intérprete, que fue sepultado en el Panteón de los Actores.

A las 10.00 hora local (13.00 GMT) cerraba sus puertas la capilla ardiente instalada desde ayer en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso argentino, por la que pasaron representantes del mundo del espectáculo y la cultura, políticos y público en general.

Desde allí, el cortejo fúnebre partió hacia el Teatro San Martín, donde el actor desarrolló gran parte de su carrera, y recorrió distintas avenidas de Buenos Aires, entre vítores y aplausos, hasta llegar al cementerio.

Los actores Guillermo Francella, Marta González, Peto Menahem, Pablo Codevilla, Julián Álvarez, Marta González, Norma Aleandro, Joaquín Furriel, Cecilia Rosetto, Adrián Suar, Oscar Ferrigno, Nicolás Cabré y Ana María Picchio, entre otros, acompañaron a Alcón en su último recorrido.

Considerado el mejor actor de su generación, particularmente por sus impactantes interpretaciones de clásicos teatrales de William Shakespeare, Arthur Miller, Tennessee Williams y Henrik Ibsen, entre otros, Alcón había nacido el 3 de marzo de 1930 en Buenos Aires.

Además de su extensa trayectoria teatral en la ciudad que lo vio nacer, Alcón también actuó, fuera de Argentina, en el Teatro Nacional Español y en el Teatro Nacional María Guerrero, de Madrid.

Su último trabajo sobre las tablas fue “Final de partida”, de Samuel Beckett, obra que protagonizó el año pasado en el teatro San Martín de la capital argentina.

Su carrera no fue menos fructífera en el cine, donde actuó en películas como “Nazareno Cruz y el lobo” (1975), de Leonardo Favio, “Los inocentes” (1964), de Juan Antonio Bardem, y “En la ciudad sin límites” (2002), de Antonio Hernández.

Alcón obtuvo, entre muchos otros reconocimientos, el Premio al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de Cartagena, además de los máximos galardones que se entregan a las artes escénicas y cinematográficas en Argentina.