Tráfico | T 36° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Barça pierde media Liga; el Madrid se sitúa segundo y presiona al Atlético

WUVN News
04/12/2014 8:14 PM
Actualizada: 04/13/2014 5:22 AM

Madrid, 13 abr (EFE).- Un gol de Yacine Brahimi y un puñado de paradas de Orestis Karnezis doblegaron al Barcelona en Granada, donde el equipo azulgrana perdió media Liga y cedió la segunda plaza (1-0), a la que subió el Real Madrid, ganador ante el Almería (4-0), en un día que prolongó el liderato del Atlético de Madrid sin jugar.

El equipo rojiblanco seguirá al frente de la clasificación por quinta jornada consecutiva sea cual sea su resultado de mañana en Getafe. Si gana, incluso, afrontará los últimos cinco partidos con la posibilidad de perder un choque para ser campeón de Liga, porque tanto Real Madrid como Barcelona estarían a más de una victoria.

Ese hipotético panorama, dependiendo del marcador del Atlético en el Coliseum, da aún más transcendencia a la derrota del Barcelona, que profundizó su bache en Granada (1-0) cuatro días después de su eliminación de la Liga de Campeones -por el Atlético- y con todos los focos pendientes de un encuentro que redujo sus opciones de conquistar el título.

“Después de dos derrotas en Champions y Liga el vestuario siente que se ha escapado algo importante”, explicó el argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, su entrenador, minutos después del duelo en Granada, que dejó a su equipo un punto por detrás del Atlético, que juega mañana, domingo, y del Real Madrid, que venció este sábado.

Es un paso atrás. Ya no depende de sí mismo en la pugna por la Liga, una ventaja que le aportaba su choque de la última jornada contra el Atlético en el Camp Nou; bajó a la tercera posición y ofreció al líder rojiblanco algo muy preciado para el tramo final del torneo: un margen de error del que antes no disponía.

Todo eso provocó el 1-0 en el estadio Nuevo Los Cármenes, un golpe duro para el conjunto azulgrana. Los rostros de sus jugadores lo reflejaban al término del encuentro. Le faltó gol al Barcelona para igualar el tanto local de Brahimi en un contragolpe en el minuto 15, pese a sus intentos, intensificados en el segundo tiempo.

Una veces las paradas decisivas de Orestis Karnezis, en su segundo encuentro de esta temporada de Liga; otras algún jugador local, como cuando Murillo se interpuso en una ocasión del brasileño Neymar con dirección al 1-1; y unas cuantas más por una cuestión milimétrica en tiros cruzados condenaron a un Barça con más síntomas de crisis en el marcador que en sus numerosas ocasiones ante el Granada, que se acerca a la permanencia en la Liga BBVA.

Dos horas después, el Real Madrid aprovechó la oportunidad para adelantar al Barcelona en la tabla y meter presión al Atlético, al que igualó a 79 puntos con un encuentro más y pendiente de un fallo del conjunto rojiblanco para recuperar todas sus opciones de título.

Sin Sergio Ramos, baja de última hora por unas molestias y una de las ocho ausencias con las que recibió al Almería, entre ellas también Cristiano Ronaldo, el equipo blanco solucionó por 4-0 una victoria imprescindible en el Santiago Bernabéu por la importancia de los puntos y de su consiguiente ascenso en la clasificación.

El argentino Ángel Di María, en el minuto 28; el galés Gareth Bale, en el 52; Isco Alarcón, en el 55, y Álvaro Morata, en el 85, marcaron los goles del conjunto de Carlo Ancelotti, consciente de que sus posibilidades de ganar la Liga pasan por un pleno en la recta final. El Almería, mientras, continúa en el penúltimo puesto.

En posiciones europeas se afianzan Villarreal y Real Sociedad, una vez que la final de Copa del Rey entre Real Madrid y Barcelona habilitará el séptimo puesto como una plaza en la competición continental de la próxima temporada. El conjunto castellonense es ahora sexto, después de adelantar al equipo donostiarra en la tabla.

La victoria del Villarreal (1-0) en el último segundo del encuentro, con un gol del francés Jeremy Perbet en un duelo competido, igualado y sin muchas ocasiones contra el Levante, le impulsó por delante de la Real Sociedad, que dos horas antes había empatado en su visita al estadio de Balaídos frente al Celta (2-2).

No fue capaz el conjunto blanquiazul de transformar en triunfo ni sus dos ventajas en el marcador ni su superioridad numérica durante prácticamente todo el segundo tiempo por la expulsión del local Jon Aurtenetxe dos minutos después del descanso. En ese momento vencía 1-2, con el 0-1 de Sergio Canales, el 1-1 de Nolito, de penalti, y el 1-2 de Antoine Griezmann, que anotó su decimosexto gol del curso.

Fue Santi Mina el futbolista que recuperó un punto para el Celta en el tramo final. Había entrado en el minuto 61. Veinte después, logró el empate, su segundo gol en la Liga BBVA y un tanto de mucho valor para el conjunto vigués, con una distancia de seis puntos sobre las plazas de descenso, aunque ha disputado un partido más.