Tráfico | T 50° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Coulson pasó unos días con Cameron tras dimitir por el caso de las escuchas

WUVN News
04/14/2014 10:22 AM

Londres, 14 abr (EFE).- Andy Coulson, exdirector del desaparecido “News of the World” (NoW), dijo hoy que pasó un fin de semana con el primer ministro británico, David Cameron, tras dimitir como su director de comunicaciones en 2011 por el escándalo de las escuchas a celebridades.

Coulson, que renunció a su cargo en enero de 2011, empezó a declarar hoy ante el tribunal penal de Old Bailey, en Londres, por el caso de los pinchazos, por el que está acusado.

Tras prestar juramento, el periodista, de 46 años, negó los cargos de interceptar comunicaciones, por lo que también está acusada Rebekah Brooks, que como él dirigió el NoW y el tabloide sensacionalista “The Sun” Rebekah Brooks.

Según reveló, Coulson estuvo con Cameron un fin de semana en la primavera de 2011, unos meses después de dimitir, debido a que se trataba de un evento social acordado previamente.

No obstante, el periodista dijo que desde entonces no ha vuelto a hablar con el jefe del Gobierno conservador, para el que trabajó como director de comunicaciones desde mayo de 2010 hasta enero de 2011.

“Mi familia y yo pasamos un fin de semana con él en la primavera (2011) después de que yo me marché. No he hablado con él desde entonces”, puntualizó Coulson.

Además, en su declaración describió el nivel de competencia que había en la redacción, que a veces era “destructiva”, pero que esa era la “cultura” del tabloide sensacionalista NoW.

Coulson -detenido en julio de 2011 por el caso de las escuchas, puesto después en libertad bajo fianza y contra el que se le presentaron cargos en julio de 2012- empezó hoy su primera sesión en la corte de Old Bailey describiendo su carrera como periodista.

El antiguo director de comunicaciones de Cameron dimitió como director del dominical en 2007 a raíz del proceso judicial seguido entonces contra el exdirector de realeza del tabloide Clive Goodman y el investigador privado Glenn Mulcaire por intervenir teléfonos.

Coulson está actualmente acusado junto con Rebekah Brooks y otros cinco antiguos empleados del tabloide de conspirar para intervenir teléfonos de ricos y famosos.

El caso de las escuchas surgió en 2007 pero el alcance de las revelaciones salieron a la luz en 2011, lo que llevó al dueño del NoW, del magnate Rupert Murdoch, a clausurarlo.

Este escándalo conmocionó al Reino Unido al revelarse que periodistas de la prensa sensacionalista pinchaban los buzones de voz de famosos y ciudadanos corrientes para obtener exclusivas.

El escándalo de las escuchas motivó la puesta en marcha de varias investigaciones judiciales y parlamentarias, ante las cuales tuvieron que declarar Murdoch y el propio primer ministro británico.