Tráfico | T 85° H 57%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El socialismo franco-alemán alerta del riesgo del nacionalismo y el populismo

WUVN News
04/14/2014 10:40 AM

Berlín, 14 abr (EFE).- Socialdemócratas alemanes y socialistas franceses advirtieron hoy del resurgimiento del nacionalismo y el populismo en Europa, así como del riesgo de otro conflicto, el de Ucrania, al recordar el centenario del inicio de la I Guerra Mundial.

En el primer acto en Berlín para conmemorar esa contienda, el primer ministro francés, Manuel Valls; el presidente de los socialdemócratas alemanes, Sigmar Gabriel, y el candidato socialdemócrata a las próximas elecciones europeas, Martin Schulz, coincidieron en destacar que los antídotos contra la guerra son la Unión Europea (UE) y la amistad franco-alemana.

“Nunca debemos dar la paz por supuesta en Europa”, aseguró Valls, para alertar poco después de que la crisis de Ucrania es “probablemente el mayor peligro para la estabilidad de Europa desde la caída del Telón de Acero”.

A su juicio, conmemorar la I Guerra Mundial debe invitar a “recordar el pasado” y a la vez “mirar hacia el futuro”, lo que en el caso de Ucrania ha de conducir a Europa a llevar a cabo “acciones decisivas de forma unida.”

“Tenemos que entender el papel de Europa como un polo de estabilidad que debe tomar postura en conflictos internacionales. No podemos ser pasivos ni estar desunidos”, añadió.

Con respecto a Ucrania, Schulz se preguntó: “¿Quién iba a imaginar que íbamos de nuevo a tener que considerar el riesgo de una guerra en el continente?”.

Para el candidato socialdemócrata a las europeas, la “invasión” y “anexión” de la península de Crimea por parte de Rusia es algo “que no puede ser aceptado y no se puede repetir”.

Afirmó que Europa ha de demostrar fortaleza, unidad y la disposición a seguir imponiendo nuevas sanciones a Moscú si fomenta el conflicto, aunque, de forma paralela, no debe azuzar la escalada de la tensión y “mantener abiertos todos los canales de diálogo”.

Gabriel, que además de presidir el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) es vicecanciller del Gobierno de gran coalición de Angela Merkel y ministro de Economía y Energía, señaló que Rusia parece dispuesta a “echar a rodar sus tanques sobre fronteras europeas”.

“Un siglo después vemos en el conflicto entre Rusia y Ucrania que la paz en el continente no tiene por qué ser la norma”, agregó Gabriel, quien subrayó que una de las lecciones de las dos guerras mundiales es que la raza, la lengua y la religión no son criterios para trazar fronteras.

El otro gran peligro para Europa es el auge del nacionalismo y el populismo, manifestaron los tres políticos de centroizquierda, refiriéndose tanto a la crisis ucraniana como al florecimiento de partidos de extrema derecha en la UE.

Según Valls, uno de los “proyectos más urgentes” es “anclar Europa en los corazones y las mentes de los ciudadanos” para vacunarlos contra el nacionalismo y el populismo, “que quieren destruir el proyecto europeo”.

Gabriel, por su parte, opinó que “hay que tomarse en serio” el “resurgimiento” de los nacionalismos, tanto en Europa como en los países vecinos.

Para vencer estos peligros, Valls, Schulz y Gabriel recetaron al paciente continental más Europa -”el proyecto del siglo”, en palabras del presidente del SPD- y al eje franco-alemán, más vitalidad y contenido.

El candidato socialdemócrata para encabezar la próxima Comisión Europea (CE) apuntó que Europa es un “sistema inmunológico contra la guerra” compuesto de instituciones supranacionales y métodos comunitarios como el “diálogo y el consenso”.

“El populismo nacionalista, racista y antisemita” está resurgiendo en Europa, “un siglo después del comienzo de la I Guerra Mundial”, declaró Schulz.

Gabriel habló de reforzar la “unión de valores” de los 28 Estados comunitarios y defenderlos tanto dentro como fuera de las fronteras del bloque.

Los tres se mostraron de acuerdo en que Alemania y Francia desempeñan un papel esencial en la UE y, por ello, deben trabajar para “superar conjuntamente los problemas”, como dijo Valls, quien afirmó que ambos países tienen “una especial corresponsabilidad con Europa”.

“Francia y Alemania deben trabajar para dar una respuesta común para nuestro continente”, aseguró el primer ministro francés, que pidió una Europa “más social, efectiva y democrática”, reivindicó el “estado del bienestar” y advirtió de la “globalización desregulada”.

Juan Palop