Tráfico | T 27° H 66%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Consternación en Panamá por la inesperada muerte de Cheo Feliciano

WUVN News
04/17/2014 2:20 PM

Panamá, 17 abr (EFE).- La inesperada muerte hoy del cantante puertorriqueño José “Cheo” Feliciano causó consternación en Panamá, país al que visitó durante 27 años para actuar en un acto benéfico y donde siempre fue considerado un “panameño que vivía en Puerto Rico”.

Personajes del mundo artístico como el astro panameño Rubén Blades, o su representante en el país, Willie Fernández, lamentaron de inmediato el fallecimiento del intérprete de boleros románticos como “Amada mía” y resaltaron su calidad humana y afecto hacia la nación centroamericana.

Todos los medios de comunicación panameños, incluidos los impresos a través de sus páginas web, se han hecho eco de la muerte de Cheo Feliciano este jueves, cuando su vehículo chocó contra un poste de luz en una carretera mientras se dirigía a su casa, en su natal Puerto Rico.

Varias radios locales repiten el tema “Pa’la gente panameña”, que Cheo Feliciano interpretaba como un homenaje al país.

“Me acabo de enterar del accidente y me resulta difícil aceptarlo”, escribió en su página web oficial Blades, quien en 2012 grabó junto a Cheo Feliciano la producción ‘Eba Say Ajá’, en la que cada uno interpretó un tema del otro.

Blades resaltó en su misiva que “el aporte de José Cheo Feliciano al genero de la música no tiene fecha de expiración”, porque “su calidad como interprete, su extraordinaria capacidad para la bondad y su espíritu solidario así lo garantizan”.

“Aunque se nos haya ido físicamente, permanecerá siempre en nuestras almas y memorias y en las del mundo entero”, añadió Blades quien conoció a Cheo Feliciano en la década de 1970, cuando visitó por primera vez Panamá.

Del mismo modo, el representante artístico del puertorriqueño en Panamá, Willie Fernández, explicó este jueves a Efe que “más que un amigo”, Cheo Feliciano “era un verdadero hermano”.

“Era un hombre inolvidable, al que jamás vi disgustado o enojado con alguien, y al que una vez le dije ‘quisiera que nunca te murieras’”, declaró con congoja el empresario panameño en una conversación telefónica.

Fernández recordó lo emocionado que estuvo Cheo Feliciano durante los pasados Carnavales panameños, cuando se le homenajeó y el Gobierno del país le condecoró con la orden Manuel Amador Guerrero, en el Grado de Gran Oficial, por sus aportes a la música y su solidaridad social con Panamá.

“En realidad siento que si bien se le tenía mucho cariño en Panamá, se le reconoció muy poco a un hombre que durante 27 años (de firma ininterrumpida) participó en la Teletón sin cobrar un solo centavo”, sostuvo el empresario.

No fue la única vez que José Luis Ángel Feliciano Vega, mejor conocido como José “Cheo” Feliciano”, fue honrado en Panamá, donde se iba a presentar, junto a otros artistas puertorriqueños, el próximo día 30 en un homenaje a Celia Cruz (1925-2003) en el Centro de Convenciones Figali.

En el 2000, el Ayuntamiento capitalino le entregó la “Llave de la Ciudad” y le brindó un homenaje que reunió a los también cantantes boricuas Gilberto Santa Rosa, Ismael Miranda y Andy Montañez.

Pero el primer reconocimiento lo recibió en 1979, cuando le fue entregado el “Búho de Oro”, considerado entonces el máximo premio en el mundo artístico panameño.

Fernández recordó que Cheo Feliciano llegó por primera vez a Panamá a principios de los años 1970, cuando fue contratado para sustituir en un espectáculo al también cantante puertorriqueño Tito Rodríguez, quien recientemente había fallecido y con quien Cheo inició su vida artística.

“Fue la primera vez que llegó a Panamá y fue también la época en que conoció a un talentoso muchacho llamado Rubén Blades”, añadió el empresario artístico.

Asimismo, el cantautor panameño de música popular Osvaldo Ayala lamentó el fallecimiento de quien, dijo, fue “un gran amigo” y cuya muerte tildó de pérdida “irreparable” para la música.

Ayala recordó que compartió escenario con Cheo Feliciano en la mayoría de las ocasiones en que este estuvo en Panamá y que, además, tuvo el “gran honor” de que le grabara en género salsa el tema de su autoría “Brinda por mi”.

Los noticiarios matutinos y de mediodía de las principales cadenas de televisión no solo registraron la muerte del cantante puertorriqueño, de 78 años, sino que presentaron parte de lo que fue su vida artística, principalmente sus presentaciones en los espectáculos benéficos de la Teletón, que se celebra cada diciembre en Panamá.