Tráfico | T 75° H 64% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Tres ciudades bolivianas decretan “ley seca” por Semana Santa

WUVN News
04/17/2014 6:52 PM

La Paz, 17 abr (EFE).- En las ciudades bolivianas de La Paz, El Alto y Santa Cruz rige desde hoy la ley seca, por la cual están prohibidas la venta y el consumo de bebidas alcohólicas durante los días festivos de Semana Santa, informaron fuentes oficiales.

La disposición rige en La Paz hoy y mañana, según lo dispuesto por la alcaldía paceña, mientras que en El Alto se extenderá hasta la medianoche del sábado, informó el intendente municipal de esa ciudad, Jessit Guzmán, según un comunicado de esa entidad.

En el caso de Santa Cruz, la prohibición será durante tres días, no sólo en la ciudad sino en todo el departamento por disposición de la Gobernación cruceña.

Las alcaldías de La Paz y El Alto anunciaron hoy que las guardias municipales controlarán que esta disposición se cumpla y también vigilarán la venta de pescados y mariscos, cuyo consumo es común en estas fechas, en reemplazo de la carne de res.

La Constitución promulgada por el presidente Evo Morales en 2009 establece que Bolivia es un Estado laico; no obstante, las autoridades decidieron mantener varias celebraciones católicas, incluida la Semana Santa.

En el país andino es festivo solamente el viernes, aunque en las entidades estatales se dispuso hoy el trabajo en horario continuo.

Centenares de personas iniciaron el martes la tradicional peregrinación anual hacia el Santuario mariano de Copacabana, a orillas del lago Titicaca, situado a 3.800 metros de altitud.

Estas personas recorren a pie 140 kilómetros entre El Alto y Copacabana, algunos por devoción a la Virgen patrona de ese santuario y otros por cambiar de aire aprovechando el festivo.

También se realizan caminatas desde La Paz hacia la zona tropical de los Yungas por una antigua ruta precolombina construida por los incas, llamada “El Choro”, que se extiende por el sector conocido como la Cumbre, a 5.000 metros de altitud, para luego descender a los 1.300 metros en que se sitúa el pueblo de Coroico.

Los católicos bolivianos que no hacen estas caminatas practican otros rituales, incluidas visitas a siete o catorce templos durante esta jornada y procesiones callejeras y recreaciones de la pasión y muerte de Cristo en el Viernes Santo.

En el Viernes Santo, en las áreas rurales bolivianas, sobre todo en el altiplano y los valles, se tiene la creencia de que, como Dios ha muerto y no puede ver lo que ocurre en el mundo, no es pecado hacer pequeños hurtos de productos agrícolas (fruta o patatas).