Tráfico | T 71° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El mexicano Joselito Adame que corta una oreja en una buena tarde en Arles

WUVN News
04/18/2014 5:50 PM

Arles (Francia), 18 abr (EFE).- El diestro mexicano Joselito Adame cosechó hoy una buena tarde de toros en la ciudad francesa de Arles, y cortó una oreja, que pudieron ser más de haber estado más acertado con los aceros, mientras que Juan José Padilla se topó con el lote menos propicio y a Juan Leal se le notó el poco rodaje.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de José Luis Pereda, de poca raza en conjunto y de juego desigual. Bueno y completo el segundo, con embestida profunda y transmisión; bravo el quinto aún sin acabar de romper del todo en la muleta. Los otros se dejaron sin más.

Juan José Padilla, ovación y palmas.

Joselito Adame, vuelta al ruedo y oreja.

Juan Leal, vuelta al ruedo tras aviso y palmas tras dos avisos.

La plaza tuvo media entrada en tarde agradable.

——————–

ADAME SALE REFORZADO

Padilla metió en su muleta al primero, un toro huidizo al principio al que supo fijar para sacarle el fondo de nobleza y hasta cierta clase que tuvo, aunque, eso si, siempre al límite de la mansedumbre. Muy castigado en varas, el toro se apagó pronto y el torero estuvo muy por encima.

El cuarto, un colorado con buen trapío, fue el más deslucido de la corrida. Padilla se mostró otra vez muy firme sin poder alcanzar lucimiento alguno.

A Joselito Adame le tocó el mejor lote y lo aprovechó. El segundo fue un toro muy completo, algo cortito de embestida al principio, pero que fue a más y se entregó muy por abajo, con transmisión en la muleta del torero azteca.

Faena larga, con momentos de mucha calidad, siempre en una línea de toreo clásico y poderoso. Citó a recibir, dejó media espada, y tuvo que descabellar tres veces, con lo cual perdió las orejas.

El quinto fue el otro toro bueno de la corrida. Bravo en el caballo, le faltó recorrido en la muleta para alcanzar el nivel del anterior, pero Adame aprovechó con habilidad las embestidas útiles, en una faena menos profunda que la primera, pero siempre animada. Mató de una gran estocada y cortó la única oreja de la tarde.

Juan Leal, que se presentaba de matador en su ciudad, acusó su bisoñez pero dio la cara toda la tarde. Se llevó un susto gordo al recibir a su primero de capote, sufriendo una voltereta tremenda, y a punto estuvo también de salir por los aires en el cambio inicial de faena de muleta.

Después de una primera parte de labor embarullada, se le vio más centrado cuando entró en el terreno de cercanías sin poder levantar vuelo frente a un toro noble pero sin fondo. Pinchó dos veces, escuchó un aviso y dio una vuelta.

Alargó mucho la faena al sexto, un toro noblón, sin transmisión ni clase, frente al cual acabó aburriendo algo al personal. Pincho varias veces y escucho dos avisos. Recibió sin embargo palmas de despedidas.

Etiquetas