Tráfico | T 71° H 87% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Saldívar asegura que Gabo era “un hombre descomplicado”, la complejidad estaba en su obra

WUVN News
04/18/2014 9:17 AM
Actualizada: 04/18/2014 7:30 AM

Madrid, 18 abr (EFE).- Gabriel García Márquez era “un hombre sencillo, descomplicado”, su complejidad “está en su obra, no en su vida”, explica su biógrafo, el colombiano Dasso Saldívar, que le considera, sin dudarlo, “el mejor narrador de la lengua española”.

“Se nos ha ido el otro Cervantes de la lengua, esto sin hipérboles. No es una verdad subjetiva, personal. Es una verdad universal”, afirma rotundo Saldívar, una de las personas que mejor conocía a Gabo y que más ha analizado su obra, en una entrevista con Efe.

Su importancia se sustenta en el hecho de que García Márquez reúne tres características que pocos escritores conjugan en sí mismos: “una gran capacidad de invención y fabulación, ser un gran narrador y un gran escritor”.

“Como fabulador ha vuelto a reinventar el mundo, como Cervantes, como Homero, como Dante o como Kafka. Como narrador es uno de los más grandes, creo que el mejor de la lengua española y como escritor es un orfebre de la palabra”, enumera Saldívar, a quien le cuesta hablar de Gabo en pasado.

Una importancia que se refleja en la influencia que ha tenido y tiene en las generaciones posteriores.

“Es el escritor de la lengua española con una mayor resonancia universal, junto con Cervantes, Borges, García Lorca y Pablo Neruda. Y la difusión de su obra a nivel planetario no tiene comparación”, resalta.

Su influencia está presente en todos los escritores del mundo de todas las lenguas y como ejemplo Saldívar señala que el premio nobel chino Mo Yan, dijo que al leer a García Márquez y a William Faulkner se le abrieron nuevas perspectivas para su labor como escritor y muchos otros galardonados con el nobel se han confesado sus discípulos.

Y a nivel popular sigue siendo uno de los escritores más admirados. Su biógrafo, que ha dado recientemente varias conferencias en países europeos y americanos, asegura haberse llevado una “grata sorpresa” cuando se dio cuenta de que son varias generaciones, abuelos, padres e hijos de 20 años, los que leen a García Márquez “con gran intensidad y voracidad”.

Los lectores encuentran en su manera de escribir y de fabular “una reinvención del mundo que es el mundo de todos los hombres” y a través de los microcosmos que construye, “se va revelando el mundo”.

Una forma compleja de escribir frente a la sencilla personalidad de Gabo, resalta Saldívar.

“A nivel personal y familiar es un hombre sencillo, descomplicado. La complejidad de él está en su obra, no en su vida”, resalta su compatriota, que asegura que Gabo era “un hombre enamorado de la vida” y para quien “lo más importante es estar vivo”.

Para García Márquez “la muerte es una trampa que le tendían a uno y que le parecía injusto”, recuerda Saldívar, que resalta que “aunque la constante de sus obras es la muerte, en realidad escribe sobre la muerte para cantarle a la vida”.

“Conoció muy de cerca, en su pueblo, en su país, la muerte, la enorme y secular tragedia de la muerte, con las guerras y por eso es un escritor que en realidad canta a la vida y a la muerte”, explica.

Y aunque le resulta difícil elegir de entre las obras de Gabo -”tiene diez que son excepcionales”, asegura-, cree que es “Cien años de soledad” la que está por encima de las demás. “Es la novela que quedará de él”, afirma.

Aunque en todas, y cita “Crónica de una muerte anunciada”, mostraba un prodigio como narrador con el que “muy pocos autores” pueden compararse, quizás con Daniel Defoe, Oscar Wilde o Thomas de Quincey.

Y toda su obra está “llena de gemas poéticas, de puntadas poéticas. Él mismos dijo que siempre que escribía intentaba encontrar soluciones poéticas” y con ellas engancha y fascina al lector.

Pero por encima de todo, insiste Saldívar, “fue un gran amigo, un gran padre, un gran esposo y un excelente hijo y hermano”.