Tráfico | T 45° H 68%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Servicio religioso en Panamá por dos holandesas desaparecidas

WUVN News
04/18/2014 12:03 AM
Actualizada: 04/18/2014 12:10 AM

Boquete (Panamá), 17 abr (EFE).- Unas 500 personas asistieron hoy a un servicio religioso en Boquete, en la provincia de Chiriquí, al oeste de Panamá, por las jóvenes holandesas Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente, desaparecidas en la zona desde el pasado 2 de abril.

Entre numerosos extranjeros y vecinos del lugar se encontraban los padres de Kris, Mans y Roeli Kremers, quienes a pesar de que la búsqueda intensiva se canceló el 14 de abril entrando en una fase de “monitoreo permanente”, según las autoridades, todavía esperan que su hija y la amiga desaparecida sean encontradas con vida.

Los padres de Kris son los únicos familiares de las desaparecidas que continúan en Panamá, aunque regresarán a Holanda el próximo sábado.

Mans Kremers declaró a Efe que durante la misa pidieron a Dios “que proteja a las chicas y las ayude a regresar sanas”.

Indicó que han hecho “todos los contactos para seguir lo que pase aquí desde Holanda” y que están “muy contentos con el apoyo que han sentido aquí de las autoridades, de los voluntarios” y que en la iglesia han sentido “el calor de los panameños y la esperanza”.

“Lo único que quisiera pedir es que esto no termine cuando nos vayamos”, afirmó.

Durante la ceremonia, la madre de Kris, Roeli Kremers, tomó la palabra para dirigirse a los congregados: “hoy que es un día de amor pedimos al Señor que nos ayude en la desaparición de nuestras queridas Kriss y Lisanne para que podamos encontrarlas y abrazarlas con salud”.

La búsqueda de las jóvenes se concentró en la espesa cordillera de Talamanca, en las montañas del occidente panameño entre las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, fronterizas con Costa Rica.

El director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Arturo Alvarado, indicó al finalizar la búsqueda que se recorrieron 946 kilómetros a pie por todos los senderos cercanos al área de desaparición y con la tecnología adecuada, según los protocolos internacionales.

“Una búsqueda dura de tres a cinco días y nosotros lo hicimos por doce días a pie y con helicóptero, en condiciones muy fuertes, con lluvias y ríos crecidos, lamentablemente no se ha dado con ningún rastro de las jóvenes en el área”, agregó.

El Ministerio Público inició paralelamente una investigación policial y el Sinaproc mantendrá como rutina un recorrido semanal por la zona, mientras el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) limpia el sendero Los Quetzales, uno de los principales del área.

Las dos jóvenes llegaron a la localidad de Boquete el pasado 29 de marzo y fueron dadas como desaparecidas el 2 de abril por un guía de turismo que fue a buscarlas al hospedaje donde se alojaban y descubrió que no llegaron a dormir la víspera.