Tráfico | T 41° H 79%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Vietnam renuncia a organizar los Juegos Asiáticos de 2019 por su coste

WUVN News
04/18/2014 3:10 AM

Bangkok, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Vietnam decidió renunciar a la organización de la decimoctava edición de los Juegos Asiáticos (Asiad), que debían celebrarse en Hanoi en 2019, al no poder asumir los costes económicos, informó hoy la prensa local.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, dijo que las finanzas públicas son limitadas y deben dirigirse a otras tareas socio-económicas más urgentes, según el portal “Thanh Nien”.

En una reunión del Gobierno, Dung admitió la falta de experiencia de Vietnam en la organización de grandes eventos deportivos e indicó que ha dado instrucciones a las agencias gubernamentales implicadas para que se coordinen con el Comité Olímpico de Asia.

“El país no estaba preparado cuando se presentó para acoger el evento y no hemos podido elaborar un plan viable que garantice el éxito (de organizar los juegos)”, dijo el primer ministro vietnamita.

“Una organización exitosa de un evento deportivo internacional ayuda a impulsar el crecimiento económico y a promover la imagen del país globalmente, pero un fracaso supondría una carga para la reputación de Vietnam”, añadió Dung.

La organización de los juegos había recibido críticas de varios sectores del país por el coste económico de unos 150 millones de dólares, según la estimación que el Ministerio de Deportes realizó al presentar la candidatura.

El presupuesto se duplicó hasta los 300 millones en el plan preparado por el ministerio de Deportes, según reveló el mes pasado un alto cargo del ministerio de Finanzas, cuyo titular había llamado varias veces a reconsiderar la organización del evento.

Hanoi fue elegida como sede de los juegos en una votación en 2012, en la que se impuso a la ciudad indonesia de Surabaya, y después de que Dubai retirara su candidatura a última hora.

Antes, también retiraron sus candidaturas las ciudades de Taipei (Taiwán), Hong Kong (China), Nueva Delhi (India) y Kuala Lumpur (Malasia), la mayoría alegando cuestiones financieras.