Tráfico | T 60° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Tribunal Supremo EE.UU. atenderá los argumentos sobre los fondos de inversión en Argentina

WUVN News
04/20/2014 12:28 PM

Washington, 20 abr (EFE).- El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos escuchará mañana los argumentos de las partes en el caso de los fondos de inversión en Argentina y cuán lejos pueden ir los inversionistas privados en busca de activos argentinos para obtener compensación por bonos impagos.

El Tribunal Supremo debe revisar si dos entidades financieras tienen que entregar información sobre los activos de Argentina, en el contexto del largo litigio planteado por los acreedores privados que no admitieron los canjes de deuda pública, tras la suspensión de pagos de Argentina en 2001.

En la audiencia de mañana estará presente el secretario de Finanzas de Argentina, Pablo López.

Si, como se espera, el Tribunal permite que el Gobierno de EE.UU. presente sus argumentos como “amicus curiae” en apoyo de Argentina, sus opiniones las presentará el subprocurador general Edwin Kneedler, quien tendrá diez minutos para hablar ante los magistrados.

Los inversionistas que buscan cobrarle a Argentina los bonos tendrán la representación de Theodore Olson, con treinta minutos para su argumento.

El Gobierno de Estados Unidos envió en marzo un informe al Tribunal Supremo en el cual respalda la posición de Argentina de que se respete la inmunidad de los activos financieros del país suramericano frente a los también conocidos como “fondos buitre” o especulativos.

El procurador general de EE.UU. Donald B. Verrilli, argumentó que el Gobierno tiene “un interés sustancial en la correcta interpretación y aplicación” de la Ley de Inmunidad Soberana Extranjera (FSIA, por sus siglas en inglés).

Si el Tribunal Supremo, indicó Verrilli, “permite más exámenes de activos en propiedad de un Gobierno extranjero, dañaría las intenciones de la ley FSIA y tendría un número de consecuencias adversas” para EE.UU.

Argentina presentó una apelación ante el máximo tribunal de EE.UU. para impedir que la empresa Elliott Management Corp. NML, uno de los acreedores privados calificado por Buenos Aires como “fondo buitre”, pueda acceder a las cuentas que tienen el Gobierno y altos funcionarios argentinos en el Bank of America Corp. y el Banco de la Nación Argentina.

NML ha solicitado estos registros bancarios para conocer cómo mueve Argentina sus activos por todo el mundo e identificar dónde podría buscar compensaciones.

Este caso, no obstante, es independiente de la causa central en la que se define si Argentina debe pagar o no, y cómo, a los fondos de inversión que reclaman el reembolso íntegro de bonos soberanos adquiridos a finales de 2001, tras el desplome de la economía argentina, y los cuales se negaron a participar en las reestructuraciones de deuda impulsadas por el Gobierno argentino en 2005 y 2010.