Tráfico | T 30° H 60%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Punto final a una dolorosa Semana Santa por la muerte de Gabo, Feliciano y Silvestre

WUVN News
04/20/2014 6:51 PM

Bogotá, 20 abr (EFE).- Latinoamérica puso hoy punto final a una Semana Santa, que además del habitual balance trágico por accidentes, estuvo marcada por la tristeza ante la muerte de tres grandes de las letras y la música: el escritor Gabriel García Márquez, el salsero Cheo Feliciano y la cantante dominicana Sonia Silvestre.

Así, mientras este domingo iniciaba el retorno masivo desde playas o lugares de descanso, con un despliegue de seguridad especial en las carreteras, dado el aumento de accidentes durante esta época, los latinoamericanos seguían expresando su dolor por el fallecimiento el Jueves Santo de Gabo y Cheo Feliciano y el sábado de Silvestre.

El escritor colombiano murió a los 87 años de edad, en Ciudad de México, en el Jueves Santo, tal como Úrsula Iguarán, uno de los principales personajes de su obra “Cien años de soledad”, icono del realismo mágico.

Tras conocerse su fallecimiento, las señales de duelo fueron protagonistas en los días de la Semana Mayor, como manifestaciones previas al gran homenaje al Premio Nobel de Literatura de 1982 que tendrá lugar este lunes en la capital de México, donde residía.

Este mismo lunes se realizará el entierro en Ponce, Puerto Rico, del cantante de salsa y boleros José Luis “Cheo” Feliciano, quien también murió el Jueves Santo, a los 78 años de edad, en un accidente automovilístico.

Desde el sábado, personalidades del mundo de la música como el panameño Ruben Baldes y el boricua Gilberto Santa Rosa se han acercado al velorio del intérprete de éxitos como “Anacaona”, “Juguete” y “Amada mía”, que se realizó este fin de semana en San Juan.

El luto también llegó a la República Dominicana con la muerte de una de sus voces más emblemáticas, la de la cantante Sonia Silvestre, quien falleció el sábado a los 61 años, tras sufrir una afección renal y dos accidentes cerebrovasculares.

Comprometida con la izquierda, la intérprete de temas como “Yo quiero andar” y “Mi guachimán” cantó al amor, al desamor, a la vida, a la vez que reivindicó la historia de su patria.

“Esta ha sido una semana muy triste. Perdimos a García Márquez, ese colombiano universal, y a dos artistas antillanos muy queridos: Sonia Silvestre y Che Feliciano. Paz a sus restos”, afirmó el comisionado dominicano de Cultura en Estados Unidos, Carlos Sánchez, al recordar a la intérprete, que desempeñaba en La Habana un cargo diplomático en la rama cultural.

A la espera de los homenajes a estos destacados personajes de la cultura, los latinoamericanos iniciaban este domingo su regreso de los sitios de descanso, tras un receso del que ya comenzaron a conocerse cifras de muertes y heridos, la mayoría en accidentes de carretera, además de otros eventos trágicos como el incendio en la turística Valparaíso (Chile).

Con los datos preliminares emitidos por México, Chile, República Dominicana, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Guatemala se estima por ahora una cifra de alrededor de 250 muertes en accidentes de tráfico, asesinatos y ahogamientos, entre otras causas.

Uno de los hechos más graves se registró en México el Domingo de Ramos, cuando el incendio de un autobús turístico tras estrellarse con un camión dejó 36 muertos en el estado oriental de Veracruz.

Otras ocho personas perecieron en este país hoy al estrellarse una avioneta contra el edificio de una empresa en Coahuila, en el norte del país, y 18 fallecieron en dos accidentes de tráfico este fin de semana.

Asimismo, en Brasil, que no ha ofrecido balances hasta ahora, tres personas murieron cuando un camión con equipos de sonido que acompañaba una procesión en Manaos, la capital del norteño estado de Amazonas, perdió el control y atropelló a los feligreses.

En Nicaragua, la Semana Santa estuvo marcada por los constantes movimientos telúricos que obligaron a decretar una “alerta roja extrema” después de tres sismos de magnitudes 6,2, 6,7 y 5,6 en la escala de Richter, que dejaron dos personas muertas en Managua y miles de viviendas dañadas.

Aún así, la afluencia de turistas en este país fue normal, pese, además, a que todos los espectáculos culturales, deportivos, sociales y de ocio fueron cancelados por el Gobierno.

Las actividades turísticas y las ceremonias religiosas se realizaron también con normalidad en El Salvador, Guatemala y México, países sacudidos también por sismos que no dejaron ninguna víctima mortal.

Por su parte, Chile, que reporta hasta ahora 23 muertes en accidentes de tránsito en los días santos, tuvo que enfrentar esta semana las devastadoras consecuencias del incendio desatado en uno de los cerros del puerto de Valparaíso, que dejó 15 muertos, 2.900 casas destruidas y mas de 12.000 damnificados.

Y en Perú, también las cenizas, pero esta vez del volcán Ubinas, centraron la atención en la Semana Mayor y dejaron alrededor de un millar de personas afectadas.