Tráfico | T 89° H 50%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Dedicarán a García Márquez el 36 Festival Internacional de Cine de La Habana

WUVN News
04/21/2014 5:42 PM

La Habana, 21 abr (EFE).- El 36 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana estará dedicado este año al recién fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez, quien fuera un apasionado del séptimo arte, informaron hoy los organizadores del certamen.

El director de la Casa del Festival, Iván Giroud, indicó que la decisión fue comunicada previamente a la viuda del novelista, Mercedes Barcha, y a sus hijos Rodrigo y Gonzalo García.

Giroud recordó a García Márquez y al intelectual cubano Alfredo Guevara, fallecido en 2013, y dijo que ambos “están muy unidos en la vida y en la historia del Nuevo Cine Latinoamericano, ambos fueron quizás sus dos más sólidas columnas”.

Durante la presentación del libro “Homenaje a Alfredo Guevara”, el directivo del Festival consideró imposible homenajear a una de las figuras promotoras del cine latinoamericano sin resaltar “el papel descomunal” que García Márquez jugó en esa empresa fundacional, “en pos de un cine si no mejor, al menos diferente”.

García Márquez era un gran amante del cine, en el que participó como guionista de cintas como “El gallo de oro” (1964) y “Tiempo de morir”, entre otras, y fue también asistente de dirección y hasta actor, con un pequeño papel en la película “En este pueblo no hay ladrones”, dirigida por Alberto Isaac, en 1965.

El insigne escritor fue jurado del Festival de Cannes en 1982 y en 1985 creó la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, con sede en La Habana, que presidió hasta su muerte.

García Márquez dijo en su día que la Fundación tendría la misión fundamental de “unificar” el nuevo cine latinoamericano y su “fomento”, pero también fue la entidad patrocinadora de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), instalada en 1986 en la localidad habanera de San Antonio de los Baños.

En ese proyecto académico, el autor de “Cien años de soledad”, su novela cumbre, mantuvo hasta el año 2009 un espacio en el que por dos semanas era el profesor de estudiantes con los que elaboraba la estructura dramática, discutía la idea, trabajaba la sinopsis, el argumento y los personajes de futuros guiones.

“Después de escribir, lo mío es el cine”, dijo en alguna ocasión el novelista.