Tráfico | T 33° H 96%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El nobel Soyinka pide la liberación de las niñas secuestradas en Nigeria

WUVN News
04/24/2014 7:40 AM

Lagos, 24 abr (EFE).- El premio nobel de Literatura nigeriano Wole Soyinka ha pedido la liberación de las niñas secuestradas supuestamente por la milicia radical islámica Boko Haram el pasado 14 de abril en una escuela de Chibok, en el noreste de Nigeria.

“Enviamos a nuestros hijos a la escuela. Tenemos que traerlos de vuelta a la escuela”, dijo el dramaturgo, citado hoy por el diario local “The Punch”, durante la inauguración de la ciudad nigeriana de Port Harcourt como Capital Mundial del Libro de 2014.

Soyinka, que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1986 y se convirtió en el único nigeriano galardonado con un Nobel, pidió este miércoles que el lema de Port Harcourt “Traer de vuelta al libro” se cambie por “Traer de vuelta a nuestras hijas”.

“Permanecer inactivos en estos momentos es traicionar a nuestros niños y consolidar los continuos crímenes contra nuestra humanidad. Debemos luchar contra el enemigo”, afirmó el escritor.

La asociación de mujeres nigerianas BAOBAB también se unió a esta reivindicación y acusó al presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, de no hacer lo suficiente para rescatar a las menores.

No obstante, el ministro nigeriano de Información, Labaran Maku, señaló que las fuerzas de seguridad han intensificado la búsqueda y que siguen detrás de los secuestradores.

El número de niñas raptadas en este ataque perpetrado por hombres armados a una escuela local de enseñanza secundaria de Chibok sigue sin estar claro, ya que en los últimos días se han divulgado informaciones contradictorias al respecto.

En un primer momento, la Policía nigeriana informó de que habían sido secuestradas más de 200 niñas, pero días después el Ejército rebajó la cifra a 129, pese a que los padres de las menores sostienen que fueron raptadas 234 escolares.

También existe confusión sobre el número de niñas liberadas hasta el momento, ya que el Ejército informó la semana pasada de que 121 de las 129 escolares secuestradas ya estaban en libertad, pero después se retractó de esta información y admitió que la mayoría de las menores permanecían retenidas por sus secuestradores.

Las últimas informaciones de las autoridades locales señalaron que 44 niñas consiguieron regresar con sus familias tras escapar de los secuestradores.

Pese a que el secuestro no ha sido reivindicado por ningún grupo, las autoridades sospechan que ha sido obra de los fundamentalistas Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua local “la educación no islámica es pecado”.

Soyinka, uno de los intelectuales más reconocidos del país, siempre se ha mostrado muy crítico con la secta integrista, y según contó en 2012, las agencias de seguridad nigerianas le advirtieron de que él era uno de los objetivos en la lista de asesinatos que planea Boko Haram.

Esta milicia radical lucha por instaurar la Ley Islámica (“sharia”) en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur del país es predominantemente cristiano.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.