Tráfico | T 33° H 96%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Gómez y Ozuna se encargan de mostrar lo explosivo de sus bates

WUVN News
05/01/2014 6:01 AM

Houston (EEUU), 1 may (EFE).- Los jardineros centrales dominicanos Carlos Gómez y Marcell Ozuna fueron los encargados de mostrar el poder de los bates latinoamericanos al pegar sendos cuadrangulares en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Gómez hizo sonar el bate en la derrota de los Cerveceros de Milwaukee por 3-9 contra los Cardenales de San Luis, en duelo de equipos punteros de la División Central del “Viejo Circuito”.

El dominicano llegó a los siete cuadrangulares en lo que va de campaña después que mandó la pelota a la calle en el tercer episodio al cazar los lanzamientos del abridor Shelby Miller, sin corredores en el camino, cuando el serpentinero buscaba el segundo “out” de la entrada.

En el camino contrario, el del triunfo, Ozuna mandó la pelota a la calle para los Marlins de Miami, que vencieron 9-3 a los Bravos de Atlanta.

Ozuna (4) hizo sonar el bate en el segundo episodio contra los servicios que le ofrecía el abridor Aaron Harang al que castigó cuando llevaba a dos corredores por delante, sin “outs” en la pizarra.

El receptor venezolano Miguel Montero definió la pizarra con jonrón en la décima entrada y los Diamondbacks de Arizona derrotaron 5-4 a los Rockies de Colorado.

El batazo de cuatro esquinas de Montero, el tercero que ha pegado en lo que va de temporada, fue contra los lanzamientos del cerrador Tommy Kahnle, sin corredores en base ni “outs” en la pizarra.

En la derrota lució el bate del receptor cubano Yasmani Grandal, que jonroneó para los Padres de San Diego, que fueron superados 2-3 por los Gigantes de San Francisco.

Grandal (2) se voló la barda en el noveno episodio, al conectar de cuatro esquinas al superar los lanzamientos del abridor Tim Hudson, sin corredores en el camino, cuando había dos “outs” en el episodio.

También perdiendo, el receptor cubano Brayan Peña se voló la barda para los Rojos de Cincinnati, que fueron superados 4-9 por los Cachorros de Chicago.

Peña (1) consiguió su primer vuelacercas en la campaña en el segundo episodio contra los lanzamientos del abridor Edwin Jackson, sin corredores por delante.

Pero si hubo protagonismo completo de los peloteros latinos en un partido histórico de la jornada fue el que se vivió en el Target Center, de Minneapolis, donde los Dodgers de Los Ángeles, en duelo de interligas, ganaron a domicilio 6-4.

El tercera base dominicano Juan Uribe remolcó dos carreras, Zack Greinke brilló durante seis episodios en lo que fue la victoria número 10.000 en la historia de los Dodgers.

Los Dodges se unieron a los Gigantes, los Cachorros y los Bravos, como las únicas franquicias de la Liga Nacional con 10.000 triunfos.

El primera base mexicano Adrián González y el cubano Yasiel Puig añadieron un par de hits y una remolcada cada uno.

En tanto, el campocorto venezolano Eduardo Escobar, que se fue de 4-4, conectó cuatro imparables, la mejor marca como profesional, durante un partido en que remolcó dos carreras, por los Mellizos.

Su compatriota el bateador designado Josmil Pinto tuvo de 4-2 con una anotada.

Otro pelotero criollo, el campocorto Alcides Escobar conectó un doblete de dos carreras en la séptima entrada y los Reales de Kansas City resistieron para vencer 4-2 a los Azulejos de Toronto en un encuentro tenso.

El relevista dominicano Kelvin Herrera (1-1) dejó corredores en segunda y tercera en el séptimo episodio y consiguió ser el lanzador ganador.

El bateo explosivo de los Atléticos de Oakland encabezados por el designado cubano Yoenis Céspedes se impuso en el partido que el equipo californiano ganó por paliza de 12-1 a los Vigilantes de Texas y barrieron la serie de tres partidos.

Céspedes disparó un par de dobletes, anotó en dos ocasiones y produjo dos carreras por los Atléticos, que rayaron 10 veces entre la tercera y la cuarta entrada para vengarse de la barrida que los Vigilantes les propinaron la semana pasada en Oakland.