Tráfico | T 37° H 70%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

GM se enfrenta a un posible caso de fraude por defecto en el sistema de ignición

WUVN News
05/02/2014 6:56 PM
Actualizada: 05/02/2014 6:01 PM

Washington, 2 may (EFE).- Un juez estadounidense determinará si General Motors (GM) defraudó a millones de consumidores y a los tribunales por ocultar durante años un grave defecto en el sistema de ignición de unos 2,6 millones de vehículos.

Después de tres horas de vista en el mismo Tribunal de Quiebras de Nueva York que apadrinó el nacimiento de la “Nueva GM” a mediados de 2009, el juez Robert Gerber, que supervisó la suspensión de pagos del fabricante hace cinco años, dijo que resolverá “lo mas rápidamente posible” la petición de los demandantes.

Pero el magistrado advirtió que la complejidad del caso puede significar que su decisión se retrase durante meses y aconsejó a las dos partes que lleguen a un acuerdo para no malgastar el dinero en abogados y litigios.

“Apurarse unos cuantos días o unas cuantas semanas no le interesa a nadie”, razonó Gerber.

Los demandantes, que no incluyen los afectados por accidentes sino sólo los que reclaman compensaciones económicas por pérdida de valor, quieren tener acceso a documentos internos de GM relacionados con el defecto en el sistema de ignición que permite que el motor se apague de forma imprevista en pleno funcionamiento.

La parada del motor provoca la desconexión del sistema de airbag y otros equipos de los vehículos afectados.

La obtención de los documentos sería el paso previo de los afectados para iniciar demandas contra GM por los daños causados por el defecto en sus vehículos.

Por su parte, GM quiere que el tribunal dictamine que está exenta de toda responsabilidad económica por pérdida de valor ya que la empresa oficialmente se creó en 2009 de las cenizas de la “Vieja GM”, tras la suspensión de pagos que reorganizó la empresa y supuso la desaparición de cuatro de las ocho marcas de la empresa.

Según el acuerdo alcanzado en 2009 y aprobado entonces por Gerber, la “Nueva GM” que opera en la actualidad sí es responsable legalmente ante las víctimas de accidentes ocurridos en los vehículos producidos antes de la suspensión de pagos.

Una buena parte de los vehículos afectados por el defecto del sistema de ignición fueron producidos por dos de las cuatro marcas desaparecidas antes de la suspensión de pagos de GM a mediados de 2009, Pontiac y Saturn.

El juez Gerber también dictaminó que no suspenderá de momento la vista a finales de mes que deberá determinar si se pueden unir las alrededor de 59 demandas colectivas presentadas por consumidores contra GM, que le había pedido que la bloqueara.

El próximo 29 de mayo, un tribunal de Chicago decidirá si las 59 demandas colectivas deberían ser unificadas y vista por un sólo juez, lo que podría acelerar la resolución de los casos. GM había solicitado a Gerber que ordenase la suspensión de la vista.

El caso se inició en febrero de este año cuando GM anunció la llamada a revisión de unos 2,6 millones de vehículos para reparar este problema que según la propia compañía pudo haber causado la muerte de al menos 13 personas en accidentes relacionados con el defecto.

Una organización de defensa de los derechos de los consumidores ha elevado esa cifra a más de 300 víctimas mortales.

A pesar de que GM descubrió el defecto hace más de una década, la empresa no avisó a los propietarios y no inició el proceso para reparar los millones de vehículos hasta principios de este año, lo que ha enfurecido a consumidores, legisladores y a las autoridades del Departamento de Transporte.

En estos momentos están en marcha al menos tres investigaciones oficiales sobre el comportamiento de General Motors y el retraso en la llamada a revisión de los vehículos afectados. GM también ha iniciado una investigación interna.