Tráfico | T 72° H 76% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Artista colombiano emula una fábrica de dulces para deleitar la vista y el gusto en Nueva York

WUVN News
05/03/2014 1:24 AM
Actualizada: 05/03/2014 5:01 AM

Nueva York, 3 may (EFE).- El artista colombiano Oscar Murillo emula una fábrica de dulces de su país para deleitar a la vista y al gusto en la galería de arte contemporáneo en Nueva York David Zwirner, donde en estos días ofrece además a los golosos visitantes tantos dulces como deseen de forma gratuita.

En esta galería en el barrio de Chelsea, trece trabajadores recién llegados de Colombia confeccionan diariamente los dulces que se elaboran con las mismas recetas, ingredientes, técnicas y controles de calidad que una fábrica de dulces de Colombina, empresa tradicional colombiana que elabora dulces desde 1927.

Los trabajadores ofrecen cientos de miles de “marshmallows”, dulces similares a las nubes, cubiertos de chocolate para todos los visitantes que se acercan a conocer esta innovadora exhibición y así, a cientos de kilómetros y en un contexto y un entorno radicalmente de distinto, la réplica neoyorquina de la fábrica muestra la realidad de los trabajadores colombianos.

“El artista es capaz de traer una versión reducida de la fábrica a Nueva York con empleados que vienen de Colombia y fabrican diariamente desde las 10 de la mañana a las 6 de la tarde los dulces”, subrayó a Efe Cristina Revert, asociada de ventas en la galería de arte.

A pesar de que el artista abandonó en su niñez su país natal, Colombia, y fue a vivir a Reino Unido, Murillo enseña en esta exhibición que no se olvida de donde viene.

Según explicó a Efe el presidente de Colombina, César Caicedo, la galería de arte de Nueva York no imita una fábrica cualquiera, sino la de la infancia del artista.

La empresa de dulces Colombina tiene una empresa en La Paila, el pueblo de infancia de Oscar Murillo y tal y como destacó la asociada de ventas, “esta exposición no sólo es una fábrica de dulces, también muestra los orígenes del artista”.

La madre de Murillo era una empleada de la fábrica de dulces Colombina mientras que su padre era un trabajador de una empresa de azúcar de caña, apuntaron Cristina Revert y César Caicedo.

En la galería se puede ver un gran retrato de la madre de Murillo dormida en un descanso en el trabajo y un cuadro con el certificado de su padre cuando trabajaba en la empresa de caña de azúcar.

Entre cuadros y recuerdos, en un entorno que se puede confundir con un almacén, los dulces de chocolate apilados en cajas en medio de la galería y muchos curiosos visitantes dan forma a la curiosa exposición.

“Esto es un performance”, subrayó Revert al explicar que aunque esta exhibición se aleja del concepto convencional de arte, explora nuevas vías y forma de crear.

Así, esta innovadora y poco usual exposición es un reflejo del mosaico cultural que es Nueva York. “Murillo, a pesar de ser colombiano, vivió en Reino Unido y conoce la inmigración y el cambio cultural de cerca”, añadió.

Como muestra de multiculturalidad, una parte importante de la galería está reservada a los trece los trabajadores colombianos que han venido a hacer dulces a la galería de arte.

Durante la estancia en Nueva York, los trabajadores pueden hacer vídeos y fotos sobre sus percepciones de la Gran Manzana luego se exponen en un espacio reservado para mostrarlas en la galería.

La galería atrae cientos de miradas curiosas por la combinación de arte, gastronomía y vanguardia.

Tal y como subrayó a Efe Patricio Vallejo, un visitante en la galería, en cuanto supo que un artista venezolano había creado una replica de una fábrica de chocolate no pudo evitar venir a conocer el lugar.

Con esta exhibición, explicó, no sólo conoce cómo es una fábrica de dulces en Colombia también se puede disfrutar y saborear los dulces, su gran pasión.

“Esta exposición es un festín para la vista y para el gusto”, concluyó entusiasmado Patricio Vallejo.

Marta Jiménez Gentil

Etiquetas