Tráfico | T 88° H 55% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Sinn Féin se solidariza con Adams e insiste en que no hay pruebas contra él

WUVN News
05/03/2014 6:24 AM
Actualizada: 05/03/2014 12:40 PM

Dublín, 3 may (EFE).- El Sinn Féin se echó hoy a la calle en solidaridad hacia su presidente, Gerry Adams, cuya detención por un antiguo asesinato del IRA es, según insiste la formación republicana, una maniobra “política” de “enemigos” del proceso de paz en Irlanda del Norte.

Después de pasar una tercera noche en una comisaria de Antrim, al norte de Belfast, la Policía norirlandesa (PSNI) continúa hoy interrogando al líder nacionalista por el asesinato de una mujer católica, viuda y madre de 10 hijos, cometido por el ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) en 1972.

La PSNI tiene hasta las 19.00 horas GMT del domingo para acusarle o ponerle en libertad, si bien también podría optar por solicitar otra prórroga judicial al amparo de la legislación antiterrorista, después de las 48 horas adicionales concedidas el viernes por un juez.

La detención de Adams es fruto de las maquinaciones de la vieja guardia de la Policía, “amargada” y dispuesta a “saldar viejas cuentas”, afirmó hoy el “número dos” del Sinn Féin y viceministro principal norirlandés, Martin McGuinness, durante un acto en el oeste de Belfast, tradicional bastión republicano en la capital.

McGuinness, excomandante del IRA durante el conflicto, efectuó esas declaraciones ante varios centenares de personas, tras descubrir un nuevo un mural que lleva la imagen de Adams y le encumbra como “pacificador, líder y visionario”.

“Ningún cuerpo policial en el mundo se libra de las críticas si es políticamente parcial y partidista. El arresto de Gerry Adams demuestra que hay un elemento en la PSNI que es contrario al proceso de paz y que odia a Gerry Adams y al Sinn Féin”, dijo el dirigente nacionalista.

El viceministro principal en el Gobierno de Belfast, de poder compartido entre católicos y protestantes, aseguró que los “reformistas” de la PSNI se refieren a ese “elemento” como el “lado oscuro”.

McGuinness indicó que este intento de vincular a Adams con ese asesinato está basado en “rumores y habladurías”.

“Tratan de explotar de manera cínica y deliberada el horrible asesinato de Jean McConville y el dolor infligido a su familia”, dijo el político, acompañado por correligionarios que portaban carteles con una fotografía de Adams y Nelson Mandela juntos.

Sea como fuere, la decisión del juez de extender el periodo de detención ha generado sorpresa, pues deja entrever que la PSNI podría tener nuevo material para incriminar a Adams.

McConville fue asesinada por el IRA por espiar para las fuerzas británicas, una acusación que resultó ser falsa, pero su cuerpo no fue hallado hasta 2003, cuatro años después de que la banda reconociese su autoría.

Aunque todavía no hay responsables por este crimen, en las últimas semanas siete personas, entre ellas Adams, han sido interrogadas al respecto, después de que la PSNI obtuviese nuevos testimonios de antiguos miembros del IRA, pero solo el exdirigente paramilitar Ivor Bell ha sido acusado por esa acción.

Algunos excombatientes habían ofrecido entrevistas a investigadores de una universidad de Boston (Estados Unidos) acerca del pasado conflicto norirlandés, bajo la condición de que sus declaraciones solo se harían públicas después de su muerte.

Sin embargo, un tribunal estadounidense ordenó el año pasado que se entregasen algunas grabaciones de esas declaraciones a la PSNI.

El Sinn Féin insiste en que los interrogatorios a Adams están exclusivamente basados en la citadas cintas y ha cuestionado su validez al recordar que todos los detenidos desde marzo, excepto Bell, fueron puestos en libertad sin cargos tras ser interrogados.

En este sentido, McGuinness advirtió ayer de que se replantea “revaluar” su apoyo a la PSNI si presenta cargos contra su presidente, lo que sumiría en una grave crisis al proceso de paz.

Por su parte, el ministro norirlandés de Justicia, David Ford, calificó hoy de “totalmente apropiada” la actuación policial.

“Es normal que si alguien va a ser posiblemente detenido en el marco de una investigación, la detención se efectúe al principio de las conversaciones”, explicó a la cadena BBC Ford, líder del Partido Alianza, formado por miembros de la comunidad católica y protestante.

El ministro hacía así referencia al comienzo del caso de Adams, quien el miércoles se presentó voluntariamente, como había adelantado en marzo, en una comisaría de Antrim, al norte de Belfast, para colaborar en las investigaciones sobre el citado asesinato de la PSNI, que procedió en ese momento a su arresto.