Tráfico | T 49° H 80%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La escritora española María Dueñas defiende el elemento del humor en la novela

WUVN News
05/04/2014 11:40 PM
Actualizada: 05/05/2014 2:10 AM

Bogotá, 4 may (EFE).- La escritora española María Dueñas reivindicó hoy el humor en la novela como una práctica saludable, al protagonizar un coloquio sobre historia y ficción en la XXVII Feria Internacional del Libro de Bogotá.

“No creo que tengamos que vivir permanentemente con la actitud inflexible de que una buena novela que trata situaciones difíciles no pueda tener humor”, manifestó la escritora en una charla de la serie “Conversaciones que le cambiarán la vida” en la que tuvo como interlocutor al periodista y escritor colombiano Mauricio Vargas.

Según Dueñas, el humor le da mucho valor a la novela porque el mundo necesita justamente de “cosas que puedan despertar una sonrisa”.

“Cuando hablo de humor me refiero al humor inteligente, no al humor chabacano”, expresó la autora.

Dueñas, autora de “El tiempo entre costuras” (2009) y “Misión olvido” (2012), ambas editadas por Planeta, que presenta en esta edición de la feria para el público colombiano, habló también de los detalles como un elemento importante en su proceso de creación literaria.

“Son los pequeños detalles los que enriquecen una novela”, dijo la autora al explicar que la descripción completa de los lugares, ambientes y situaciones da un valor añadido a una historia.

María Dueñas (Ciudad Real, 1964), es doctora en filología inglesa y profesora titular de la Universidad de Murcia (España), pero su irrupción en el mundo de la literatura sólo se dio en 2009, con “El tiempo entre costuras”, que ha tenido una gran acogida entre los lectores y la crítica y ha sido traducida a más de 25 lenguas.

“El tiempo entre costuras” transporta al lector a los antiguos enclaves coloniales del norte de África de la primera mitad del siglo XX, especialmente a Tánger y Tetuán, esta última, capital del Protectorado español en Marruecos, de la mano de Sira Quiroga, una joven modista que sale de Madrid en los meses previos a la Guerra Civil siguiendo el amor de un recién conocido.

A partir de entonces, Sira vive una serie de situaciones que hacen de su historia “una novela maravillosa, con intriga, amor, misterio y ternura”, según el nobel Mario Vargas Llosa, estrella de la Feria del Libro de Bogotá, que tiene a Perú como país invitado de honor.

Dueñas afirma que para sus novelas históricas no suele inspirarse en personas que conoce, sino documentarse a fondo, y ese es el caso de esta obra, que recrea “con una gran fidelidad”, según sus palabras, tanto a Tánger como a Tetuán, basada en los testimonios y la memoria de los españoles que vivieron allá, entre ellos su madre, que nació en la capital del Protectorado español.

Sobre su otra novela, “Misión olvido”, aclara: “no tiene nada que ver con mi historia”, a pesar de que su protagonista, Blanca Perea, es como ella una profesora universitaria.

“He querido crear conscientemente un personaje de mi mundo, fuera de eso no hay nada más de mí en Blanca”, explica sobre Perea, una mujer que opta por irse de España tras una ruptura amorosa y se instala en California (EE.UU.), donde inicia un proyecto académico en una pequeña universidad.

En su trabajo, Blanca Perea se dedica a la catalogación del legado de Andrés Fontana, un catedrático español fallecido décadas atrás, y se ve enredada en un torbellino de sentimientos encontrados con un colega, una historia en la que no faltan las intrigas y el misterio.

Según la autora, Sira Quiroga y Blanca Perea, las protagonistas de sus novelas, tienen en común que “son dos mujeres que tienen que reinventarse, reinstalarse en el mundo, en un mapa distinto”.