Tráfico | T 31° H 57%

Boxeo | Estados Unidos

Mayweather Jr. fue el maestro invicto ante el guerrero Maidana

WUVN News
05/04/2014 4:38 AM
Actualizada: 05/04/2014 6:50 AM

Redacción Deportes (EEUU), 4 may (EFE).- Le tocó trabajar, sufrir y aguantar un poco más de castigo de lo habitual, pero el estadounidense Floyd Mayweather Jr. volvió a demostrar que es el “maestro” invicto que impuso su clase boxística ante el argentino Marcos Maidana, convertido en lo que siempre ha sido, un “guerrero”.

El duelo entre ambos tuvo como escenario el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas (Nevada), donde en la pelea pactada a 12 asaltos, la estelar de la cartelera “The Moment”, estaba también en juego el título unificado del peso welter, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), perteneciente al estadounidense, y el de la Asociación Mundial (AMB), en poder de Maidana.

Todo lo que habían dicho se cumplió, Mayweather Jr. adelantó que no tenía ninguna estrategia definida, que esperaría a conocer con que llegaba Maidana, y este a su vez recordó que su boxeo no es otro que ir siempre para adelante y castigar al máximo al rival.

Lo hizo Maidana, especialmente en los primeros asaltos, e inclusive, en el cuarto, cuando le dio un cabezazo involuntario a Mayweather Jr., que lo dejó descentrado durante los dos siguientes, como reconoció en la rueda de prensa posterior al combate, pero eso fue lo que más motivo al campeón invicto después de 46 peleas.

“Normalmente me gusta salir, boxear y moverme, pero él me presionó”, explicó Mayweather Jr. “Dije que iba a salir a pelear lo que quisiese ofrecer mi rival y así lo hice”.

A pesar de no rehuir el intercambió de golpes y de haber estado contra las cuerdas, Mayweather Jr. comenzó a superar la agresividad inicial de Maidana, de 30 años, que notó el esfuerzo y el campeón invicto estadounidense fue el que colocó los mejores golpes.

No necesitaba sacar constantemente las manos como lo hizo Maidana sino ponerlas en los lugares precisos del cuerpo del campeón argentino al que le recordaba en cada momento que controlaba la pelea.

Cierto que Maidana exigió a Mayweather Jr. más que la mayoría de los púgiles a los que se ha enfrentado el campeón, pero el boxeador también se encontró con la experiencia y maestría del invicto estadounidense, que empleó su ya patentada elevación del codo y hombro izquierdo con los que se protege de forma poco ortodoxa, pero aceptada por los árbitros.

Pero también comenzó a mostrar la velocidad de piernas, brazos y precisión de golpeo que le hacía sentirse una vez más cómodo sobre el cuadrilátero y eso no fue la mejor que le podía suceder a Maidana, que se queda en 35-4 y 31 nocáuts.

Además Mayweather Jr. dejó de sangrar ante el gran trabajo que hizo en su esquina el “cutman” mexicano Rafael García y ahí comenzó la marcha triunfal de campeón invicto tras 46 combates, 26 por nocáuts. Sumaba puntos mientras transcurrían los asaltos y aunque Maidana intentó recuperar de nuevo la iniciativa de la pelea ya no fue posible.

Mayweather Jr. demostró el dominio que tiene a la hora de evitar el forcejeo y pelear contra las cuerdas, al utilizar pases laterales con los que esquivó a Maidana y le castigó con fuertes ganchos al cuerpo y combinaciones de auténtico maestro.

“Eso es lo que muestran los campeones: sobrevivir y hacer ajustes”, comentó Mayweather Jr. durante la rueda de prensa. “Fue una pelea difícil y complicada, pero al final no hay ninguna duda de quien la ganó, mis estadísticas no mienten”.

Por su parte, el “Chino” respondió como un auténtico guerrero y ante los gritos de ánimo e sus seguidores argentinos nunca dio un paso atrás, pero la victoria cada vez se le alejó un poco más, una vez superada la mitad de la pelea, de ahí que en los dos últimos asaltos buscase a la desesperada el golpe que pudiese hacer el último milagro.

No llegó y dos de los tres jueces de la pelea vieron ganador con claridad a Mayweather Jr. con tarjetas de 117-111 y 116-112, mientras que un tercero dio un empate a 114-114.

Como era de esperar a los seguidores de Maidana y al propio excampeón argentino el veredicto no gustó y lo consideraron injusto, de ahí que durante la rueda de prensa dijese que sería él quien tendría que darle la revancha a Mayweather Jr. porque ganó la pelea.

Esa realidad no se dará y aunque Mayweather Jr., de 37 años, que se llevó una bolsa de 32 millones de dólares, también habló de la posibilidad de hacerla el próximo septiembre, cuando tiene previsto volver a los cuadriláteros, los promotores saben perfectamente que Maidana no será el próximo rival del invicto estadounidense.

Tampoco se sabe la elección que haga el equipo de Mayweather Jr., a quien le quedan tres peleas más por disputar para cumplir el contrato de seis que firmó con “Showtime” por 250 millones de dólares. EFE.

“Quise darle a los aficionados una buena pelea, espectacular, emocionante, normalmente pego y me muevo. Ahora decidí darle a los fanáticos un combate más emocionante y demostrar que puedo responder ante cualquier rival que se me presente”, agregó Mayweather Jr.