Tráfico | T 53° H 83%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Sudán del Sur recupera una importante ciudad petrolera de manos de los rebeldes

WUVN News
05/04/2014 1:40 PM

Yuba, 4 may (EFE).- Las tropas sursudanesas recuperaron hoy la ciudades de Bantiu, capital del estado petrolero de Unidad y que estaba bajo el control de los rebeldes afines al exvicepresidente Riak Mashar, informó a Efe el portavoz del Ejército, coronel Philip Aguer.

El responsable castrense indicó que sus fuerzas recuperaron también la ciudad de Nasir, situada en el estado petrolero de Alto Nilo.

“Hemos recuperado Bantiu y Nasir”, dijo Aguer a Efe en una breve declaración.

La mayoría de la población de Bentiu ya había huido de la ciudad por temor a los combates, que enfrentan a las tropas del presidente sursudanés, Salva Kiir, con los partidarios de Mashar.

A finales de diciembre de 2013, las fuerzas rebeldes consiguieron extender su control sobre Bentiu y posteriormente sobre los campos petrolíferos de la zona, lo que afectó su producción, pero la ciudad fue recuperada otra vez por las fuerzas gubernamentales el pasado 10 de enero.

Los pasados 15 y 16 de abril, los insurgentes volvieron a entrar a Bentiu, donde asesinaron a cientos de civiles según denunció la misión de Naciones Unidas en este país, UNMISS.

Al menos 200 personas murieron y 400 resultaron heridos solo en la mezquita de Kali-Ballee, donde habían buscado refugio numerosos civiles.

Mientras, la ciudad de Nasir, recuperada hoy también por el Ejército, fue uno de los bastiones de los rebeldes en el estado de Alto Nilo y que utilizaban como base para lanzar sus ataques contra el resto de las poblaciones en la región.

Antes de los combates, la producción de petróleo en el país ascendía a 250.000 barriles diarios, de los cuales 170.000 se producían en el estado de Alto Nilo, limítrofe con Sudán, y los otros 80.000 barriles en el vecino Unidad.

Miles de personas han muerto en Sudán del Sur desde el pasado 15 de diciembre, cuando Mashar intentó dar un golpe de Estado, según sostiene Kiir, si bien el exvicepresidente y principal rival político lo niega.