Tráfico | T 71° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Diego Forlán afirma que “Uruguay será un rival duro de enfrentar en Brasil”

WUVN News
05/05/2014 8:07 AM
Actualizada: 05/05/2014 9:00 AM

Osaka (Japón), 5 may (EFE).- El ariete uruguayo Diego Forlán está “disfrutando” de su nuevo “desafío” como estrella del Cerezo Osaka japonés mientras tiene la mirada puesta en el Mundial, donde afirma que Uruguay será “un rival duro de enfrentar” incluso para grandes favoritos como Brasil o España.

En una entrevista a Efe, Forlán afirmó que se encuentra “feliz” en su último y exótico destino, el club que le fichó en febrero para abanderar un ambicioso proyecto y dar un impulso internacional a la Liga japonesa, de la que el charrúa es ahora el máximo atractivo.

Con seis goles en diez partidos de liga y otros dos en cinco encuentros de la Liga de Campeones asiática, Forlán está cumpliendo con las expectativas y se ve “muy bien” de cara a Brasil.

“Mientras uno se sienta bien donde esté jugando y esté feliz, es la mejor preparación que se puede tener para el Mundial”, dice este trotamundos del fútbol que ha jugado en los campeonatos argentino, inglés, español, italiano y brasileño antes de emprender su aventura asiática.

Forlán, que está cerca de cumplir 35 años, ya conocía Japón gracias a varios encuentros que disputó aquí con la celeste, y no tuvo “ninguna duda” a la hora de decidirse por el país del Sol Naciente, del que destaca “la hospitalidad y el respeto de los japoneses” como principales puntos positivos.

“Obviamente hay cosas diferentes como el idioma y las costumbres, pero trato de aprovechar este desafío. Nunca me hubiera imaginado que iba a venir Japón, pero acá estoy, y disfrutando bastante”, confiesa el delantero, que ya es capaz de expresarse en japonés.

El internacional uruguayo está muy agradecido a su club y la afición por la acogida “espectacular” que le brindaron, y destaca también el nivel de la liga nipona y el ambiente de los estadios, que se llenan cada vez que el Cerezo Osaka es el equipo visitante.

En la última jornada, el club de Osaka ganó a domicilio al Nagoya Grampus con un gol del charrúa en el tramo final, ante los casi 40.000 espectadores que atiborraban un Toyota Stadium donde raramente se llega a la media entrada.

El Cerezo Osaka es, según Forlán, “un gran club con equipo joven y que apuesta por la cantera”, de la que salieron estrellas de la selección nipona como Shinji Kagawa, actualmente en el Manchester United.

Los de Osaka están a seis puntos del liderato en la liga nipona, que se desarrolla hasta diciembre, y este martes disputarán la ida de dieciseisavos de final de la Liga de Campeones asiática contra el vigente campeón, el Guangzhou Evergrande chino.

Forlán define el fútbol nipón como “muy rápido y muy lindo”, y subraya sobre todo la “calidad técnica” de los jugadores nipones, lo que achaca al tradicional intercambio cultural y futbolístico entre Japón y Brasil y a “la presencia de muchos preparadores, entrenadores y jugadores brasileños en Japón”.

Al hablar de Brasil, Forlán se muestra deseoso de que llegue el Mundial y el período de preparación previa que le espera dentro de cuatro semanas en su país natal.

Forlán rechaza situar a Uruguay dentro del grupo de máximos favoritos -a su juicio, encabezado por Brasil y donde también se ubican España, Alemania, Holanda, Argentina e Italia-, pero advierte de que la celeste será un rival “duro de enfrentar” y que dará “pelea”.

Apuesta por centrarse en la primera fase, en la que Urugay afronta un grupo “difícil” junto a Inglaterra, Italia y Costa Rica, rivales que Forlán considera “del mismo nivel”, y advierte del peligro de los centroamericanos, un equipo “al que nadie nombra como candidato a pasar pero que juega muy bien”.

Por ello, el charrúa pide “respeto” para todos los rivales, aunque no teme cruzarse ya en la segunda fase con el anfitrión o con la vigente campeona.

“Somos un país de sólo 3 millones de habitantes, pero si nos enfrentamos a otros pensando que somos inferiores, no tendríamos la historia o los títulos que tiene Uruguay”, destaca el artillero, quien añade que en los choques de octavos o cuartos “puede pasar de todo”.

Y en el caso de volver a enfrentarse a Brasil en un partido decisivo, descarta que el recuerdo del “Maracanazo” pueda tener algún efecto ya que sucedió hace “muchos años”.

“El pueblo uruguayo lo disfrutó y estamos orgullos de esa gesta heroica. Pero si nos enfrentamos con Brasil, sea final, semis, cuartos u octavos, no va a estar recordándose eso. Para los jugadores será otro partido”, señala.

En cuanto al papel que desempeñará con la selección, Forlán considera que “dependerá del técnico”, y afirma que él se centrará en “estar bien físicamente y futbolísticamente” para “ponerse a la orden” del “maestro” Oscar Washington Tabárez.

Y una vez concluya el Mundial, regresará a Japón ya que tiene contrato hasta diciembre con su club actual, y donde tanto él como su mujer están “muy a gusto”.

Incluso deja abierta la posibilidad de continuar una temporada más en el Cerezo Osaka “a menos que llegue una oferta importante…”, dice Forlán, siempre dispuesto a afrontar nuevos retos.