Tráfico | T 59° H 87%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Kenia dice que no cederá ante el terrorismo y mantendrá sus tropas en Somalia

WUVN News
05/05/2014 1:26 PM
Actualizada: 05/05/2014 2:22 PM

Nairobi, 5 may (EFE).- El vicepresidente de Kenia, William Ruto, subrayó hoy que su país no cederá ante el terrorismo del grupo islamista somalí Al Shabab y mantendrá sus tropas en Somalia, tras los atentados cometidos el pasado fin de semana en Nairobi y Mombasa, que dejaron al menos seis muertos y más de noventa heridos.

“El Gobierno no permitirá que los terroristas nos dicten o intimiden para cambiar muestra política exterior o nacional. No nos retiraremos hasta que Somalia tenga un Gobierno estable y seguro a salvo del terrorismo”, dijo Ruto en una rueda de prensa en Nairobi.

El vicepresidente hizo esas declaraciones después de que una estación de autobuses de la ciudad costera de Mombasa (sureste) fuera objeto el pasado sábado de un ataque con granadas, que causó al menos tres muertos y once heridos.

Al día siguiente, un doble atentado con explosivos perpetrado contra dos autobuses en Nairobi causara otros tres muertos y más de ochenta heridos.

Aunque nadie se ha atribuido estas acciones terroristas, las autoridades kenianas sospechan de Al Shabab, grupo al que Kenia atribuyó en octubre de 2011 varios secuestros que forzaron la entrada del Ejército keniano en Somalia para combatir a la milicia.

Desde entonces, el país se encuentra bajo amenaza terrorista y ha sufrido numerosos atentados, entre ellos el asalto cometido el pasado septiembre por Al Shabab contra el centro comercial Westgate de Nairobi, que causó al menos 67 muertos.

Ruto remarcó hoy que la retirada de los soldados de Kenia del territorio somalí, donde están integrados en la fuerza multinacional Misión de la Unión Africana para Somalia (AMISOM), aportaría un refugio a los terroristas, que exigen la salida de ese contingente militar del país.

“Debido al extraordinario éxito de nuestro esfuerzo en Somalia, las bases operativas de Al Shabab se han debilitado de forma sustancial”, indicó el número dos del Gobierno de Kenia, citado por el diario local “The Daily Nation”.

“Las Fuerzas de Defensa de Kenia -recordó- fueron desplegadas en Somalia para desmantelar las operaciones de Al Shabab, sus redes y sus bases de adoctrinamiento y entrenamiento, que representan un grave peligro para Kenia y la región”.

El opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM) exigió hoy al Gobierno una “hoja de ruta” para sacar a las tropas kenianas de Somalia y centrar la lucha antiterrorista en Kenia.

Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil Gobierno nacional todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.