Tráfico | T 72° H 49% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Estados Unidos

Yellen prevé un sólido crecimiento en EE.UU. y el fin del programa de estímulo en el cuarto trimestre

WUVN News
05/07/2014 12:32 PM
Actualizada: 05/07/2014 2:30 PM

Washington, 7 may (EFE).- La economía estadounidense avanza hacia un “sólido crecimiento” tras la “transitoria” ralentización provocada por el duro invierno, por lo que todo apunta que el fin del programa estímulo será en otoño, hacia el último trimestre del año, afirmó hoy la titular del banco central, Janet Yellen.

En una comparecencia ante el comité económico conjunto del Senado, Yellen consideró “transitoria” la ralentización registrada en el indicador del producto interior bruto (PIB) del primer trimestre del año, que se situó en un 0,1 %.

“Con el duro invierno ya atrás, muchos indicadores recientes sugieren que un rebote del gasto y la producción está ya en marcha, poniendo a la economía en general en camino de un sólido crecimiento en el trimestre actual”, aseguró.

La presidenta de la Reserva Federal (Fed, banco central) dibujó un panorama más optimista para el resto del año y predijo que el crecimiento será “algo más fuerte” que el 1,9 % registrado en 2013.

Pese a ello, remarcó que la situación de la economía estadounidense está aún lejos de considerarse ideal, dado el aún “elevado” nivel de desempleo, del 6,3 % registrado en abril, ya que la inflación está por debajo del 2 % marcado como objetivo por el banco central estadounidense.

Aunque esta cifra es la más baja desde 2008, Yellen subrayó que muchos estadounidenses que buscan trabajo “todavía están desempleados”, por lo que las condiciones del mercado laboral “todavía están lejos de ser satisfactorias”.

Una vez más, recordó el doble mandato de la Fed, que incluye el fomento del pleno empleo y la estabilización de precios.

En este contexto, juzgó como “apropiada” la expansiva política monetaria, con los tipos de interés entre el 0 % y el 0,25 %, donde se encuentran desde 2008.

Insistió, además, que el ritmo de reducción del programa mensual de compra de bonos de 10.000 millones en cada una de las últimas cuatro reuniones, hasta los actuales 45.000 millones es el adecuado, por lo que espera que llegue a su fin en otoño.

Sin embargo, Yellen, mantuvo la cautela, y agregó inmediatamente después que “si algo modificara notablemente las perspectivas”, reconsideraría ese plan.

A lo que no quiso poner fecha es a la hipotética subida de tasas de interés y se limitó a asegurar que la Fed seguirá vigilando de cerca la evolución económica para valorar el momento adecuado para tomar esta decisión.

“Solo daremos ese paso cuando juzguemos que la economía es lo suficientemente fuerte”, con un crecimiento consolidado y la inflación de nuevo cerca del objetivo del 2 %, aseveró.

Sí que reconoció como una “preocupación” los últimos datos referentes al mercado inmobiliario en Estados Unidos, que parece haberse estancado recientemente.

Esta ralentización, dijo ante los legisladores, “puede ser más prolongada de lo esperado en vez de retomar su anterior ritmo de crecimiento”.

Por otro lado, reconoció que un “largo período de tipos de interés bajos tiene el potencial de llevar a los inversores a la búsqueda de mayor rentabilidad con los consiguiente mayores riesgos”, pero consideró que la Fed no ve por ahora grandes tensiones en este área.

Los mercados recibieron positivamente las declaraciones de Yellen y Wall Street registraba a media jornada notables ganancias en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, que subía el 0,64 %.

La próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés), en la que se determina la política monetaria de EE.UU., está prevista para el 17 y 18 de junio, tras la cual Yellen ofrecerá una rueda de prensa.

Etiquetas