Tráfico | T 27° H 63%

Béisbol | Estados Unidos

9-4. Asdrúbal Cabrera y Brantley impulsaron tres carreras cada uno

WUVN News
05/08/2014 6:21 PM

Cleveland (EEUU), 8 may (EFE).- El poder ofensivo del campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera y el jardinero izquierdo Michael Brantley, que impulsaron tres carreras cada uno, fue la clave que permitió a los Indios de Cleveland vencer por 9-4 a los Mellizos de Minnesota en el duelo de equipos de la División Central de la Liga Americana.

Cabrera bateó cuatro imparables y remolcó tres carreras, Brantley conectó un jonrón y los Indios llegaron al tercer triunfo consecutivo, primera vez que lo consiguen en lo que va de temporada.

El campocorto venezolano, que llegó al partido con promedio de .215 en la caja de bateo, pegó un cuadrangular solitario en el segundo episodio y dobles productores en el séptimo y el octavo, respectivamente.

Cabrera, que pegó el segundo jonrón de la temporada, también conectó un sencillo en el quinto capítulo y completó su mejor labor ofensiva en lo que va de competición.

Brantley bateó un vuelacercas de dos carreras en la quinta entrada y conectó una rola por tierra productora en la sexta.

El jardinero izquierdo también hizo sonar el bate con un doble y anotó en el primer episodio, y luego pegó un sencillo en el tercero.

El abridor Justin Masterson (2-1) permitió cuatro carreras –dos de ellas limpias–, cuatro imparables, cuatro bases por bolas y retiró a siete bateadores por la vía del ponche en seis episodios y un tercio que estuvo en el montículo, que le dejaron con la victoria.

La derrota fue para el también abridor Kevin Corriea (1-4), que cedió cuatro carreras y ocho indiscutibles, dio cuatro bases por bolas, sacó cinco ponches después de trabajar cuatro entradas y un tercio.

Los Mellizos jugaron su cuarto partido seguido sin el primera base Joe Mauer, que padece dolores en la espalda.

El jardinero Sam Fuld fue colocado en la lista de lesionados por siete días debido a que muestra síntomas de conmoción cerebral, lo que dejó al dominicano Pedro Florimón como el único jugador de reserva de los Mellizos cuando empezó el juego.