Tráfico | T 59° H 90%

Mundo

El aspirante a la Presidencia libanesa Geagea está dispuesto a ceder su candidatura

WUVN News
05/08/2014 10:52 AM

Beirut, 8 may (EFE).- El aspirante a la presidencia del Líbano Samir Geagea mostró hoy su disposición a retirar su candidatura si las Fuerzas del 14 de Marzo, coalición de grupos contrarios al régimen sirio del que forma parte, se ponen de acuerdo sobre otro aspirante.

“Estoy dispuesto a discutir la retirada de mi candidatura si las Fuerzas del 14 de Marzo se ponen de acuerdo sobre otro miembro”, afirmó Geagea después de entrevistarse con el patriarca maronita Bechara Rai.

Geagea aseguró que su postura no es “yo o ninguna otra persona”, y añadió que su candidatura tiene un programa claro pero que está dispuesto a “discutir cualquier propuesta que conduzca a la elección de un presidente serio”.

En los últimos días, el Parlamento libanés ha fracasado en tres ocasiones en la elección de un sucesor para el presidente Michel Suleiman, cuyo mandato de seis años termina el 25 de mayo. La primera vez porque ninguno de los dos candidatos votados obtuvo los dos tercios de los apoyos y las dos restantes por falta de cuórum en la Cámara.

Geagea criticó a un “partido cristiano” por impedir que el cargo más alto para los miembros de esta comunidad permanezca vacío, en alusión al general Michel Aoun, jefe de un grupo parlamentario que boicotea la elección junto a sus aliados de las Fuerzas del 8 de marzo, coalición favorable al régimen sirio.

Según el sistema político en vigor en el Líbano, el presidente debe pertenecer a la comunidad cristiana maronita, el primer ministro a la musulmana suní y el jefe del Parlamento a la musulmana chií.

Geagea subrayó que no se postulará a la presidencia si no hay un consenso sobre su persona, por lo que algunos medios lo califican de “candidato fantasma”.

El próximo 15 de mayo el Parlamento vuelve a estar convocado para una nueva vuelta de la elección presidencial, que se estima que tenga el mismo fin que las tres anteriores debido a la falta de acuerdo sobre un candidato entre las Fuerzas del 14 de marzo y las rivales del 8 de marzo.

En ese caso, el Gobierno libanés asumiría la jefatura de Estado ante la situación de vacío presidencial.