Tráfico | T 37° H 70%

Mundo

El Salvador y EE.UU. lanzan un plan de 9,7 millones de dólares contra la violencia

WUVN News
05/08/2014 4:22 PM

San Salvador, 8 may (EFE).- Dieciséis municipios de El Salvador declararon hoy el 2014 como “Año de la prevención de la violencia” en el marco de un proyecto apoyado por Estados Unidos y que totalizará una financiación de 9,7 millones de dólares.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, por su sigla en inglés) aportará 5,8 millones de dólares y las 16 alcaldías, de 262 que tiene El Salvador, una contrapartida de 3,9 millones, informaron fuentes de ambas partes.

La declaración fue lanzada por los alcaldes de los 16 municipios y funcionarios de la USAID en un acto al que asistió como invitado el vicepresidente electo salvadoreño, Oscar Ortiz, quien ofreció el respaldo del próximo Gobierno, que asumirá el 1 de junio próximo.

Mediante esta iniciativa, desligada del ámbito de pandillas, se busca evitar que jóvenes en riesgo social se involucren en actividades delictivas, explicó a Efe el director del Proyecto de Prevención del Crimen y la Violencia de USAID, Harold Sibaja.

Los participantes “son jóvenes de las comunidades que están expuestos a la violencia (…), no estamos hablando aquí de pandilleros”, remarcó Sibaja, al subrayar que no hay relación con planes del Gobierno y otros sectores orientados a combatir las pandillas.

Se “está trabajando puramente en prevención de violencia” en las comunidades con el propósito de “crear condiciones para que se dejen de reproducir jóvenes involucrados en violencia”, enfatizó.

Añadió que el proyecto se enmarca en el Asocio para el Crecimiento, un programa mediante el cual Estados Unidos impulsa el desarrollo económico y el combate de la inseguridad en El Salvador y que también se ejecuta en Ghana, Tanzania y Filipinas.

Según Sibaja, con este proyecto se espera beneficiar a unos 30.000 jóvenes en los 16 municipios participantes.

Entre otras acciones, el proyecto incluye trabajo con jóvenes, fortalecimiento en valores, capacitación vocacional, creación de observatorios de violencia, oficinas de prevención, espacios deportivos y para otras actividades de recreación.

En la declaración, los alcaldes indican que la población joven de los 16 municipios oscila entre 41 % y 45 %, que el 7,46 % no sabe leer ni escribir y enfrenta problemas como escasez de oferta educativa, pocas oportunidades de empleo, deserción escolar y violencia.

Agregan que el año pasado la tasa de homicidios en los 16 municipios fue de 43,95 por cada 100.000 habitantes y que cinco de ellos estuvieron entre los primeros 10 con más índices de delincuencia en el país.

“Trabajar por la prevención de la violencia y sentar las bases del trabajo de prevención en nuestros municipios para que este tenga un carácter permanente, más allá de nuestras administraciones”, es el compromiso de los alcaldes, según la declaración.

El vicepresidente electo expresó el “compromiso” del Gobierno entrante de apoyar esta iniciativa, que ayudará a que los 16 municipios “puedan convertirse en ciudades y territorios más tranquilos y seguros”.

“La seguridad tendrá para nosotros la misma prioridad que el tema económico”, aseveró Ortiz.

Los 16 municipios, que pertenecen a ocho de los 14 departamentos salvadoreños, son Acajutla, San Antonio del Monte, Quezaltepeque, Nejapa, Panchimalco, Soyapango, Cojutepeque, Ilobasco, San Vicente, Tecoluca, Usulután, Conchagua, La Unión, Suchitoto, Santa Cruz Michapa y Concepción Batres.

El Salvador registra un promedio de una decena de muertos diarios después de una “tregua” o pacto de no agresión entre pandillas que en 2012 hizo bajar los homicidios de unos 14 a entre cinco y seis diarios, según las autoridades.