Tráfico | T 61° H 83%

Mundo

Fuerzas gubernamentales retoman el control del Ayuntamiento de Mariupol, en Donetsk

WUVN News
05/08/2014 10:10 AM

Donetsk (Ucrania), 8 may (EFE).- Las fuerzas gubernamentales retomaron hoy el control del Ayuntamiento de la ciudad de Mariupol, en la región oriental de Donetsk, que había sido ocupado por los insurgentes prorrusos.

“Hombres con camuflaje negro se han hecho con el control del edificio del Ayuntamiento. Han acordonado el edificio y no dejan pasar a nadie”, aseguró un portavoz rebelde a la agencia rusa Interfax, quien agregó que al parecer dentro del inmueble ya no hay nadie.

Los militares ucranianos sofocaron con extintores las hogueras y las llamas que los prorrusos prendieron en las barricadas levantadas con neumáticos en las inmediaciones de la alcaldía de esa ciudad bañada por el mar de Azov.

Fuerzas especiales ucranianas ya habían desalojado el martes durante varias horas el edificio, varios de cuyos ocupantes fueron detenidos.

Poco después, los agentes policiales se retiraron a las inmediaciones del edificio sin ninguna intención de hacerse fuertes en el interior, en lo que pareció una simple demostración de fuerza en el marco de una táctica de desgaste.

El Ministerio de Defensa de Ucrania anunció hoy que proseguiría la ofensiva contra las milicias prorrusas sublevadas en el este del país, aunque los insurgentes de las regiones de Donetsk y Lugansk aplazaran el referéndum separatista convocado este domingo.

Poco después, los insurgentes prorrusos rechazaron por unanimidad la petición del presidente ruso, Vladímir Putin, de aplazar la consulta, que Kiev tacha de “estafa política” y “aventura” sin perspectivas de éxito.

Los prorrusos de Donetsk y Lugansk, dos regiones limítrofes con Rusia, se proponen preguntar este domingo a los electores si apoyan la independencia de sus territorios.

En caso de que los votantes apoyen la independencia, el copresidente del gobierno de la “república popular de Donetsk”, Miroslav Rudenko, aseguró que cinco regiones (Donetsk, Lugansk, Járkov, Odessa y Nikoláyev) formarían un nuevo Estado independiente que se llamaría “Novorossia” (Nueva Rusia).