Tráfico | T 79° H 79%

Mundo

La Celac expresa su preocupación por la inclusión de Cuba en lista terrorista de EE.UU.

WUVN News
05/08/2014 10:11 AM

La Habana, 8 may (EFE).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) expresó su preocupación por la inclusión de Cuba en la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo e instó al Gobierno de EE.UU. a dejar de elaborar esos reportes “unilaterales”.

En un comunicado publicado hoy en medios oficiales, el bloque regional afirma que “ha recibido con preocupación la decisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos de incluir nuevamente a Cuba en la Lista de Estados que Promueven el Terrorismo Internacional, a pesar del rechazo internacional y dentro de EE.UU. hacia dicha medida”.

“La CELAC reitera su total oposición a la elaboración de listas unilaterales que acusan a Estados de supuestamente apoyar y copatrocinar el terrorismo e insta al Gobierno de los Estados Unidos de América a ponerle fin a esta práctica”, añade la declaración.

El organismo, integrado por todos los países de América menos Estados Unidos y Canadá, subraya asimismo su apoyo a la lucha contra todas las manifestaciones del terrorismo plasmada en la Declaración de La Habana, documento final de la II Cumbre de la CELAC realizada precisamente en Cuba en enero pasado.

El país caribeño, que durante 2013 presidió la CELAC y que en enero traspasó el cargo a Costa Rica, está incluido desde 1982 en el informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado.

En el reporte relativo al 2013 y presentado en abril, el Gobierno de Barack Obama incluyó a Cuba junto a Irán, Sudán y Siria en su lista, pese a considerar que el Gobierno cubano aflojó el año pasado sus “lazos” con el grupo terrorista vasco ETA y que no proporciona armas ni entrenamiento paramilitar a grupos terroristas.

El Gobierno de Cuba ha exigido su exclusión definitiva de la lista de países patrocinadores del terrorismo y considera que esa designación es “absurda” y que EE.UU. manipula el asunto como “instrumento” político.