Tráfico | T 57° H 89%

Espectáculos

Reaparece en Madrid un tapiz “perdido” de Enrique VIII

WUVN News
05/08/2014 10:42 AM

Madrid, 8 may (EFE).- “San Pablo quemando los libros paganos” es uno de los tapices desaparecidos de la colección de Enrique VIII, que lo tuvo como su “cuarta mejor pieza” y ahora ha “emergido” en España, en la galería madrileña Coll&Cortés, que lo exhibirá hasta el 8 de junio tras habérselo comprado a un vendedor anónimo.

Este tapiz, que está en “un increíble estado de conservación”, según sus propietarios, refleja un episodio de suma importancia para la historia de Inglaterra y Europa.

El tapiz está valorado en 1,1 millones de euros (1,5 millones de dólares) y podrá venderse solo en España, porque el Estado, según los actuales propietarios, no permiten su salida del país.

Fuera, ha explicado el socio de ABM Arte y Subastas, Bentley Angliss, podría llegar a alcanzar los 5 millones de euros (6,9 millones de dólares).

El reconocimiento del tapiz fue “casi en el acto”, según Angliss, que ha explicado que “San Pablo quemando los libros paganos” está tejido en lana, seda, plata y oro en Bruselas en 1535.

Fue un encargo del rey Enrique VIII a Peter Coecke van Aelst, quien también recibió otros pedidos de monarcas de la época, como la reina María de Hungría, el emperador Carlos V o de la corte de los Habsburgo en Bruselas.

La pieza estuvo en el Royal Wardrobe inglés, la corte de Hampton y el castillo de Windsor, donde permaneció junto a otros tapices de Enrique VIII, quien llegó a tener una colección de más de 2.700.

El paño, el cuarto más importante de la colección de Enrique VIII, según sus actuales propietarios, fue comprado en la década de los 70 por un coleccionista español, pero aquellos no han querido decir si ha sido el mismo que lo ha vendido ahora.

El tapiz fue expresamente pedido por el entonces rey de Inglaterra, quien veía “especialmente atractiva” la figura de San Pablo.

Simboliza, ha dicho, la ruptura de la iglesia anglicana con la iglesia católica mediante el antagonismo entre San Pablo (Inglaterra) y San Pedro (Roma).

“San Pablo quemando los libros paganos” destaca como tapiz no solo por la cantidad de oro y plata utilizados en su elaboración, sino también por su diseño, pues “es casi imposible poner una nube en primer plano en un tapiz”, ha concluido Angliss.

Etiquetas