Tráfico | T 66° H 42%

Mundo

Rice defiende el diálogo y garantiza el apoyo económico de EEUU a Palestina

WUVN News
05/08/2014 2:48 PM
Actualizada: 05/08/2014 5:40 PM

Jerusalén, 8 may (EFE).- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, recibió hoy a la consejera de Seguridad Nacional de EEUU, Susan Rice, con la que habló del último y fallido proceso de paz con Israel y de la reconciliación entre las facciones palestinas.

Según un comunicado del departamento de Estado, Rice garantizó a Abas que Estados Unidos proseguirá con sus esfuerzos para recuperar el diálogo y hallar una solución definitiva cimentada en la idea de dos estados que coexistan en paz y seguridad.

Además, expresó el apoyo de Washington al desarrollo de las instituciones palestinas, pese a las sanciones económicas a las que le somete Israel.

“Respecto a las negociaciones, Rice subrayó que aunque haya habido una pausa, Estados Unidos cree que la única manera de lograr una paz estable es a través de un diálogo que conduzca a dos estados viable e independientes que vivan en paz y seguridad”, explicó la nota.

Un párrafo calcado del comunicado que el miércoles el departamento de Estado emitió tras la reunión entre la propia Rice y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

“Como ya hiciera en sus encuentros con los israelíes, la embajadora subrayó a Abás la importancia de que las dos partes manejen la situación de manera que se reduzcan las tensiones y se preserve el espacio para lograr la solución de los dos estados en el momento en que estén preparados”, agregó.

Al hilo de este argumento, Rice confirmó “el compromiso de la Casa Blanca con el desarrollo de las instituciones de ANP para que puedan ser efectivas para el pueblo, y con el apoyo económico para el desarrollo y la creación de oportunidades para el pueblo palestino”.

Rice, que antes de la cena con Abas se reunió con un grupo de jóvenes palestinos, insistió, no obstante, que para asegurar el éxito del diálogo todo gobierno palestino debe estar comprometido con los principios básicos, en alusión al acuerdo de reconciliación con el movimiento islamista Hamas.

“Cualquier gobierno palestino debe comprometerse de forma explícita y sin ambigüedades con la no violencia, reconocer el estado de Israel y aceptar los acuerdos previos y las obligaciones adquiridas entre las partes”, precisó.

Rice llegó a Ramala (Cisjordania) procedente de Jerusalén, a donde ha viajado para la tradicional reunión de coordinación de Seguridad con las autoridades israelíes.

La visita de la consejera del presidente norteamericano, Barack Obama, a la localidad cisjordana coincidió hoy con la divulgación de una carta firmada por 17 organizaciones palestinas e internacionales de defensa de los derechos humanos en la que piden a Abas adherirse a la Corte Penal Internacional (CPI).

En la misiva, las organizaciones -entre las que se incluyen Human Rights Watch o Amnistía Internacional- consideran que este paso es esencial para completar la vía del reconocimiento internacional emprendida por Palestina hace dos años y acabar con la impunidad de los crímenes cometidos durante el conflicto.

El principal negociador palestino, Saeb Erekat, acogió hoy con agrado el comunicado, aunque no reveló cual será la estrategia palestina, mientras que el ministerio israelí de Asuntos Exteriores lo califico de ataque de aquellos que no quieren que ambas partes tomen el arduo camino del diálogo.

El último intento de negociación entre palestinos e israelíes, propiciado el pasado verano por EEUU, fracasó días atrás después de que Israel decidiera eludir sus compromiso de poner en libertad a la última tanda de 104 prisioneros a la que se había comprometido antes del inicio del proceso.

Al incumplimiento israelí, los palestinos respondieron obviando su promesa de seguir la senda internacional y solicitando la adhesión a 15 organismos y protocolos internacionales, incluida la IV Convención de Ginebra.

Poco después de que Israel anunciara la suspensión definitiva del diálogo, el liderazgo palestinos reveló que, pese a preferir aún la negociación, en ausencia de esta su estrategia será ahora continuar con el reconocimiento y la adhesión a los organismos internacionales.

Horas antes de desplazarse a Ramala, Rice participó en una reunión del Grupo Consultivo israelí-estadounidense, en la que se abordaron las negociaciones que mantienen las potencias occidentales con Irán para reducir su programa nuclear.

Dicho mecanismo se reúne de forma regular para coordinar distintos aspectos relacionados con la seguridad en el ámbito bilateral.

“La delegación estadounidense reafirmó su compromiso para impedir que Irán consiga el arma nuclear”, informó un comunicado distribuido por la Casa Blanca.

Israel desconfía de que el programa nuclear que desarrolla Irán tenga exclusivamente fines pacíficos, como aduce el Gobierno de Teherán, y el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación porque las actuales conversaciones no logren impedir que ese país se haga con capacidad armamentística atómica.