Tráfico | T 74° H 57% | Powered by Yahoo! Weather

Otros Deportes

Pistorius encuentra comprador para la casa en la que mató a su novia

WUVN News
05/09/2014 5:40 AM
Actualizada: 05/09/2014 6:10 AM

Johannesburgo, 9 may (EFE).- El atleta paralímpico sudafricano acusado de asesinato Oscar Pistorius ha encontrado comprador para la casa de Pretoria en la que mató a tiros a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, informa hoy el diario local “Beeld”.

“Todo lo que puedo decir es que el proceso de traspaso (de la vivienda) está en marcha. No puedo hacer públicos más detalles”, dijo la agente inmobiliaria a cargo de la transacción, Ansie Louw, que aseguró no poder informar sobre el monto de la operación.

“Repasamos todas las ofertas y aceptamos una de ellas”, agregó Louw.

Pistorius, de 27 años, puso la casa a la venta el pasado 20 de marzo, según anunciaron entonces sus abogados.

Los retrasos en la finalización del juicio que se sigue contra él por asesinato -que comenzó el 3 de marzo y está previsto que acabe el 16 de mayo, aunque en un primer momento debía durar dos semanas- han obligado al deportista a deshacerse de “su activo más grande”, según su letrado Brian Webber.

La residencia, situada en la lujosa urbanización Silver Woods Country Estate de la capital sudafricana, está valorada en unos 332.000 euros, afirmó Pistorius en la declaración jurada que presentó ante el tribunal durante su solicitud de libertad bajo fianza el año pasado, tras ser detenido por la muerte de su novia.

El acusado no ha regresado a la que, hasta ahora, era su casa desde el tiroteo que terminó con la vida de Steenkamp el 14 de febrero del año pasado.

El cuerpo sin vida de Steenkamp -que entonces tenía 29 años- apareció con varios disparos en la vivienda de Pistorius en Silver Woods Country Estate.

Pistorius, que se convirtió en Londres 2012 en el primer atleta con las dos piernas amputadas en competir en unos Juegos Olímpicos, ha confesado haber matado a tiros a la modelo a través de la puerta cerrada del baño.

En su defensa, el velocista asegura que abrió fuego contra su pareja presa del pánico, al confundirla con un intruso que pensaba que había entrado en la casa.

De ser declarado culpable en el juicio, el corredor puede ser condenado a cadena perpetua.