Tráfico | T 45° H 40%

Baloncesto | Noticias

92-95. George y Pacers completan remontada y logran tercer triunfo

WUVN News
05/12/2014 2:01 AM

Redacción Deportes (EEUU), 11 may (EFE).- Una vez más los Pacers de Indiana con el alero Paul George al frente se encargaron de protagonizar otra remontada que les permitió vencer a domicilio por 92-95 a los Wizards de Washington en el cuarto partido de la eliminatoria semifinal de la Conferencia Este que ahora dominan por 3-1 al mejor de siete.

El quinto partido se jugará el martes en el Bankers Life Fieldhouse, de Indianápolis, y un triunfo de los Pacers les asegurará el pase a la final de la Conferencia Este por segundo año consecutivo.

George se encargó de encabezar el ataque de los Pacers al conseguir un doble-doble de 39 puntos, incluidos siete triples de 10 intentos, 12 rebotes –11 defensivos–, y recuperó dos balones.

La inspiración encestadora de George en la segunda parte hizo posible que los Pacers, que se fueron al descanso con la desventaja de 17 puntos (55-38), que había sido de hasta 19, fue la que cambió la historia del partido, además de la pobre defensa y falta de acierto de los Wizards en los momentos decisivos.

George, que estuvo desaparecido como el resto del equipo durante la primera mitad, anotó 11 puntos, en la segunda, se encontró con todas las facilidades por parte de la defensa de los Wizards y logró 28 tantos que fueron los que hicieron la diferencia en el marcador final.

El alero titular de los Pacers, que estableció su mejor marca como profesional en la fase final, logró 26 puntos durante el tiempo que el escolta-alero de origen dominicano Trevor Ariza lo marcó, más que los conseguidos en los tres partidos anteriores.

Los Pacers, con la excepción de George y la buena labor el pívot jamaiquino Roy Hibbert, que comienza a volver a su mejor nivel de juego al aportar 17 puntos y nueve rebotes, fueron menos malos que los Wizards y ahí estuvo la clave de la victoria.

El propio entrenador de los Pacers, Frank Vogel, reconoció que quiso sentar a George en el banquillo para darle unos minutos de descanso en la segunda parte y el jugador se negó lo que hizo que disputase 46, a tan sólo dos de cumplir todo el tiempo reglamentario.

La evidencia del pobre juego que los Pacers desarrollaron como equipo fue el ver que sus reservas sólo aportaron dos puntos por 32 de los Wizards, que perdieron 13 balones, cinco menos que el equipo de Indiana, que al final tampoco le pasaron factura en el marcador.

El base George Hill, que falló tres tiros de personal en la recta final del partido, llegó a los 15 puntos, mientras que el ala-pivote David West también anotó 14 tantos y se encargó de dirigir el juego al repartir ocho asistencias.

El ala-pivote argentino Luis Scola que jugó ocho minutos como reserva no pudo anotar ningún punto al fallar un tiro de campo y dos desde la línea de personal.

Cumplió en las acciones bajo los aros al capturar tres rebotes, todos defensivos, dio una asistencia y perdió dos balones.

Mientras que los Wizards volvieron a ser de nuevo su peor enemigo al pasar de jugar un buen baloncesto de equipo a convertirse en un grupo de cinco profesionales que no sabían como mantener la posesión de balón, romperle el ritmo al partido y aprovechar la ventaja que tenían en el marcador.

A pesar que el escolta Bradley Beal consiguió 20 puntos, cinco rebotes, cinco asistencias y recuperó tres balones, en la recta final del partido falló tiros a canasta que impidieron la victoria de los Wizards.

Otros cinco jugadores, incluidos los reservas, los ala-pivotes Al Harringon (11) y Drew Gooden (10), tuvieron números de dos dígitos, pero ninguno surgió de líder en la segunda parte cuando permitieron la remontada de los Pacers.

Ariza fue el más eficaz y completo en el ataque de los Wizards al aportar 16 puntos y nueve rebotes, líder del equipo en esa faceta del juego, pero su defensa individual sobre George en la segunda parte fue un completo desastre.

Pero el base John Wall y ala-pivote brasileño Nené Hilario también anotaron 12 y 10 puntos, respectivamente, pero fallaron 16 tiros de campo combinados de los 25 que hicieron.

Hilario fue el peor al jugar 25 minutos en los que anotó 5 de 14 tiros de campo, capturó tres rebotes –todos defensivos–, repartió tres asistencias y puso dos tapones.