Tráfico | T 70° H 73% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Estados Unidos | Noticias

Un 34 por ciento de los españoles cree que la economía mejorará durante el próximo año

WUVN News
05/12/2014 8:22 PM
Actualizada: 05/12/2014 7:41 PM

Washington, 12 may (EFE).- Un 34 % de los españoles cree que la economía mejorará en los próximos 12 meses, 11 puntos más que en 2013, aunque sólo un 8 % considera la situación actual buena, frente al 85 % de los alemanes, que ven las cosas bien en su país, según una nueva encuesta paneuropea del Centro Pew Research publicada hoy.

“El 8% representa el doble que el año pasado, aunque no es para echar las campanas al vuelo”, dijo a Efe Bruce Stokes, director de actitudes globales del Centro Pew, quien destacó, con todo, “que el sentimiento económico en España está mejorando”.

La encuesta examina la percepción de los ciudadanos sobre la Unión Europea (UE), el euro, el Banco Central Europeo (BCE), el Parlamento Europeo y la integración económica en Europa.

El sondeo aborda también asuntos específicos como el mercado laboral, la deuda pública, la desigualdad y la inmigración.

“Creo que los españoles piensan que su larga pesadilla nacional está llegando al final”, afirmó Stokes, quien supervisó la encuesta realizada entre el 17 de marzo y el 9 de abril entre 7.022 adultos de siete países europeos: España, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Polonia y el Reino Unido.

“No es que sea un gran optimismo pero es el segundo mayor de los países consultados, después de Gran Bretaña”, donde un 45 % de la población espera que las cosas mejoren en los próximos 12 meses, según el experto del Centro Pew.

La encuesta muestra que un 21 % de los españoles, uno de cada cinco, cree que las cosas irán a peor en el próximo año, una cifra todavía alta, pero casi la mitad que hace un año.

“No es motivo para alegrarse el que uno de cada cinco españoles todavía crea que la economía empeorará pero solía ser más de dos de cada cinco el año pasado”, recordó Stokes.

Peor lucen las cosas a más largo plazo, con un 62 % de los españoles pronosticando que el futuro de sus hijos será peor que el de ellos.

Un 86 % de los franceses, un 72 % de los británicos, un 67 % de los italianos, un 65 % de los griegos, un 58 % de los polacos y un 56 % de los alemanes consideran también que el porvenir de sus hijos será peor que el de ellos.

Entre los grandes motivos de preocupación en España está la falta de oportunidades laborales, que un 93 % considera un gran problema, así como la creciente desigualdad, que preocupa a un 74 % de los españoles.

A eso se suma la deuda pública, considerada un gran problema por el 75 % de los españoles, y el aumento de los precios, que un 68 % considera muy preocupante.

Por lo demás, el respaldo al euro permanece alto en España, donde un 68 % apoya la moneda común europea, frente al 72 % en Alemania, el 69 % en Grecia y el 64 % en Francia. Solo los italianos coquetean con la idea de abandonar la zona euro, con un 44 % de la población a favor de volver a usar la lira.

La consulta de Pew muestra que en términos medios un 52 % de los entrevistados en los siete países tiene una percepción favorable de Europa, frente al 46 % de 2013. Además, un 38 % considera que la integración en la UE ha fortalecido la economía, frente al 26 % que creía lo mismo el pasado año.

Esa mejora en la percepción llega poco antes de la celebración de elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán entre el 22 y el 25 de mayo en los 28 países miembros de la UE, pero coincide también con una visible frustración con Bruselas entre el ciudadano de a pie.

Un 71 % de los entrevistados cree que su voz no cuenta en Bruselas. Un 65 % que la Unión Europea no entiende las necesidades de sus ciudadanos, un 63 % que la UE es entrometida y un 57 % la considera ineficiente.

El país más negativo sobre Europa y sus instituciones es Italia, donde un 74 % piensa que su nación se ha debilitado a raíz de la entrada en la UE, frente a la media del 53 % en la UE.

Esa frustración va de la mano del idealismo. Así, un 70 % de los consultados considera que la Unión Europea ayuda al mantenimiento de la paz.

El margen de error de la encuesta varía por país. En el caso de España es de 3,2 puntos porcentuales.