Tráfico | T 56° H 75%

Estados Unidos | Noticias

La fiscal de la CPI exige a Libia entrega del hijo de Gadafi y dice que no negociará

WUVN News
05/13/2014 7:25 PM
Actualizada: 05/13/2014 7:34 PM

Naciones Unidas, 13 may (EFE).- La fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, insistió hoy en que las autoridades libias deben trasladar al tribunal el caso de Seif al Islam, hijo de Muamar al Gadafi, y aseguró que la entrega de los sospechosos de crímenes graves “no es negociable”.

Bensouda, en una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU, hizo especial hincapié en la situación del primogénito del dictador, a quien la corte con sede en La Haya quiere juzgar por crímenes contra la humanidad.

Libia, sin embargo, se ha resistido hasta ahora a la entrega y ha iniciado ya un juicio contra él dentro de un proceso contra 37 responsables del antiguo régimen.

La fiscal lamentó esa situación y aseguró que es “una fuente de gran preocupación”, subrayando que aunque la decisión de la CPI de juzgar a Gadafi ha sido recurrida, eso no elimina la obligación de Libia de entregar al sospechoso.

“Para ser absolutamente clara, el Gobierno de Libia debería entregar inmediatamente a Seif al Islam Gadafi a la Corte. Los procedimientos judiciales nacionales no pueden nunca ser excusa para no cumplir con una orden de la cámara”, señaló Bensouda.

Al mismo tiempo, la fiscal criticó la falta de progresos en el juicio al que fuera jefe de los servicios secretos del depuesto régimen, Abdala al Sanusi, que es juzgado en Libia después de que la CPI renunciase a encargarse del caso.

Bensouda insistió hoy en que es fundamental para el futuro de Libia garantizar que no haya impunidad para quienes cometieron crímenes serios.

El Consejo de Seguridad analizó hoy con la fiscal la situación en Libia, que según Bensouda sigue sufriendo “serios problemas de seguridad y una profunda crisis política” que están dificultando las reformas en el sector judicial y complicando las tareas de la CPI.

“El continuo deterioro de la situación de seguridad ha puesto obstáculos a las investigaciones de mi oficina y ha minado las posibilidad de una interacción efectiva con el Gobierno de Libia”, señaló.