Tráfico | T 66° H 42%

Fútbol | Noticias

Villoro: “Existen pocas novelas de fútbol porque el fútbol es una novela”

WUVN News
05/14/2014 3:31 PM

México, 14 may (EFE).- El escritor mexicano Juan Villoro aseguró hoy que existen pocas novelas de fútbol porque el fútbol en sí mismo es una novela narrada de antemano, aunque la mayoría de la gente seguidora de ese deporte debe tener razones limitadas para verlo.

“Hay algunas buenas, pero no hay grandísimas novelas de fútbol porque el fútbol en sí mismo es una novela y yo como cronista soy testigo de una narración previa que trato de articular en la medida de lo posible con mis palabras, pero me sirvo de voces colectivas”, dijo el intelectual a propósito de su nuevo libro, “Balón dividido”.

En una entrevista con Efe el ganador en 2004 del Premio Herralde por su novela “El testigo”, reconoció ser un seguidor del fútbol, pero por encima de todo un aficionado de la afición, interesado en reflejar lo que pasa en la cancha y cómo repercute en la gente.

Villoro calificó de útil las expresiones en contra de esa disciplina, como la del escritor argentino Jorge Luis Borges, quien alguna vez aseguró que el fútbol es popular porque la estupidez es popular.

“Es algo útil porque es sano pensar que porque algo le guste a todo el mundo no necesariamente es bueno y la mayoría de la gente que ve el fútbol debe tener razones bastante limitadas para verlo. La mayoría de las cosas que tienen aceptación masiva no son exigentes”, señaló.

Villoro, de 57 años, se refirió a contactos entre el balompié y la literatura y reconoció que en el caso del juego, influye mucho el resultado.

“En el fútbol está el tema tiránico del marcador. Un escritor puede ser incomprendido durante muchos años y triunfar póstumamente cuando los lectores hayan cambiado porque la literatura depende de la forma en que es apreciada”, dijo.

El intelectual se refirió a los volantes de contención, futbolistas dedicados a recuperar balones, un trabajo de sacrificio, útil, pero poco vistoso y sin mucha técnica. Y los comparó con escritores de gran disciplina, capaces de hacer cosas singulares a base de trabajo.

“Balón dividido” es una recopilación de crónicas que analizan el fútbol de una manera distinta a la de los periodistas deportivos y enfatiza en el toque humano del deporte.

El libro comienza con una alusión a un anuncio de un niño de Corea del Sur que escribió en la frontera dividida de su país su deseo de jugar con un niño de Corea del Norte y cuenta anécdotas como la del escritor uruguayo Juan Carlos Onetti cuando vendía boletos en el Estadio Centenario.

Un repaso del juego bonito del Barcelona del entrenador Pep Guardiola, la historia del argentino Lionel Messi cuando se probaba en España y extrañaba a su familia o una mención al ‘narcisismo sincero’ del portugués Ronaldo son algunos de los temas de la obra que dedica espacios al brasileño Pelé, al argentino Maradona y al mexicano Hugo Sánchez, entre otros.

“Ojalá haya otro (libro de fútbol), pero nunca sabes cuándo se te acaba el carbón o la gasolina. De otros géneros, pronto saldrá un libro para niños llamado “El juego tiene vitaminas” y va a salir “El ojo en la nuca”, con discusiones con el escritor Ilan Stavans una serie de discusiones sobre la literatura, la identidad nacional, de las influencias de los escritores y otros temas”, dijo.