Tráfico | T 56° H 75%

Baloncesto | Estados Unidos | Noticias

Heat y Spurs vuelven a defender el título de campeones de conferencia

WUVN News
05/15/2014 5:48 AM
Actualizada: 05/15/2014 9:10 AM

Houston (EEUU), 15 may (EFE).- Los pronósticos se cumplieron y los Heat de Miami, actuales bicampeones de liga, junto con los Spurs de San Antonio, equipo con la mejor marca de la liga, ganaron 4-1 sus respectivas eliminatorias de semifinales de la Conferencia Este y Oeste y vuelven a defender el título de campeones.

Los primeros que consiguieron el pase a la final en el Este fueron los Heat, aunque lo hicieron con suspense al tener que completar una remontada de nueve puntos en los últimos cinco minutos del partido antes de ganar 96-94 a los Nets de Brooklyn, en el quinto partido de la eliminatoria que disputaron al mejor de siete.

Los actuales bicampeones de liga jugaran por cuarta temporada consecutiva la final donde tendrán de rival al ganador de la eliminatoria que disputan los Pacers de Indiana contra los Wizards de Washington y en la que le primer equipo lleva ventaja de 3-2.

De nuevo la figura del alero LeBron James fue la clave en el ataque de los Heat al conseguir 29 puntos (6-14, 2-5, 15-17), nueve rebotes, cinco asistencias, puso un tapón y perdió cinco balones, la única laguna importante que tuvo en su juego.

Pero tuvo la ayuda del escolta Dwyane Wade, que jugó su mejor partido de la fase final al aportar 28 puntos tras anotar 10 de 18 tiros de campo y 8-8 desde la línea de personal, sin que arriesgase con los triples, en una noche llena de buenas decisiones.

James y Wade cumplieron con su responsabilidad de jugadores franquicia, pero faltaba la guinda que asegurase la victoria de los Heat y esta la puso una vez más el veterano escolta Ray Allen, que también reivindicó su condición de sexto jugador, además de ser el responsable de anotar los puntos decisivos.

Allen llegó a los 13 tantos, incluido el triple que a falta de 32 segundos completó la remontada de los Heat, que con 5:33 minutos por jugarse estaban nueve puntos abajo en el marcador (80-89).

Ese fue el momento cuando los Heat demostraron porque tienen al mejor jugador de la liga y son los campeones defensores al anotar dos triples consecutivos que los metieron de nuevo en el partido.

El pívot Chris Bosh, que había sido decisivo en la victoria del cuarto partido al conseguir un triple, repitió la historia al volver a encestar desde fuera del perímetro (83-89) y tras fallar el ala-pívot bosnio Mirza Teletovic su intento de larga distancia, James si acertó (86-89) y todo quedó listo para el asalto final.

Al mismo se unió Wade con canasta, dos tiros de personal de James y el triple excepcional de Allen, que fue el regalo de clase y profesionalidad que le dejó a sus excompañeros de los Celtics de Boston Paul Pierce y Kevin Garnett.

Los Nets, como les sucedió en el cuarto partido que perdieron en su campo por 96-102, no acertaron en la recta final cuando tenían todo a su favor para haber forzado al menos el sexto partido.

El escolta Joe Johnson lideró el ataque de Brooklyn al aportar 34 puntos, incluidos 3 de 6 triples, y capturó siete rebotes.

La ausencia a partir de la primera parte por lesión del base francés Tony Parker no impidió que los Spurs con el alero Kawhi Leonard y el escolta Danny Green, de líderes, derrotasen por paliza de 104-82 a los Trail Blazers de Portland.

La victoria fue la cuarta conseguida por los Spurs en la serie al mejor de siete (4-1) y lograron el pase por tercera vez consecutiva a las finales de la Conferencia Oeste, donde tendrán de rivales al ganador de la semifinal que disputan los Thunder de Oklahoma City y Los Ángeles Clippers, con ventaja de 3-2 para los primeros.

Leonard y Green aportaron 22 puntos cada uno y encabezaron el ataque de los Spurs, que esta vez no necesitaron de Parker, su mejor jugador en la serie, que sintió molestias musculares y abandonó el partido.

Los Spurs esperan que Parker, con los días de descanso que va a tener mientras conocen al equipo rival de las finales, pueda estar recuperado de cara a la lucha por defender el título de campeones.

La baja de Parker no afectó a los Spurs, que vieron cómo Leonard, cada día más futuro jugador franquicia, no sólo lideró el ataque sino que su labor defensiva fue excepcional al conseguir cinco robos de las 18 pérdidas de balón que tuvieron los Trail Blazers y que el equipo de San Antonio transformó en 20 puntos.

Junto a Leonard, que también logró siete rebotes, Green estuvo dominante en las acciones bajo los aros al capturar nueve balones -líder del equipo- y todos fueron defensivos.

Pero faltaba una vez más la aportación de los reservas y esta llegó con 40 puntos, incluidos los 18 del base australiano Patty Mills.

El veterano Tim Duncan tampoco falló y logró 16 puntos, ocho rebotes, tres asistencias, recuperó un balón, perdió otro y puso un tapón.

Los Trail Blazers nunca pudieron superar la buena defensa de los Spurs, y la actuación del ala-pivote LaMarcus Aldridge (21 puntos y 10 rebotes) no fue suficiente a la hora de evitar la derrota que los mandó de vacaciones después de haber eliminado en la primera ronda a los Rockets de Houston (4-2).